viernes, abril 12, 2024

Mundo

Los restos mortales de Pelé llegan al cementerio en Santos

El camión de bomberos que transportaba el féretro llegó a las puertas del Memorial Necrópole Ecumenica

Los restos mortales del ‘rey’ del futbol, Pele, llegaron este martes al cementerio donde será enterrado, tras una multitudinaria procesión en la ciudad brasileña de Santos.

El féretro negro fue bajado del camión de bomberos que recorrió 7 km por esta ciudad portuaria, tras haber salido del estadio Vila Belmiro del Santos, donde el exastro fallecido el 29 de diciembre a los 82 años, fue velado durante 24 horas por más de 230.000 personas.

El entierro, precedido de una ceremonia religiosa, se realizará a puerta cerrada con la presencia de familiares en el Memorial Necrópole Ecumenica, el cementerio vertical más alto del mundo con 14 pisos, según el Record Guinness.

Los restos mortales del tricampeón del mundo con la “Seleçao” será enterrados en un mausoleo que recuerda un estadio de futbol, inclusive con césped sintético.

Sin duda su fan más destacado, el flamante presidente Luiz Inácio Lula da Silva acudió el martes al velorio para recogerse ante el féretro colocado sobre el césped del Vila Belmiro, acompañado de la primera dama Janja, así como familiares de Pelé: su viuda Marcia Cibele Aoki, y los hijos del astro Edinho, Flavia y Kely.

Pelé “es una figura muy especial. No se puede comparar con nadie, ni como jugador de futbol, ni como ser humano, con ese comportamiento fino y educado”, dijo Lula a la televisión local. 

“Cualquier homenaje es poco y pequeño para lo que representa, para la historia de vida que escribió. El mayor sentimiento (hacia él) es gratitud y orgullo”, aseguró por su parte a periodistas su hijo Edinho, exportero y actual técnico de fútbol de un equipo de segunda división.

Katia Cruz, una santista de 58 años, tenía previsto seguir el cortejo en moto, tras haber esperado cuatro horas para acceder de madrugada al estadio.

“Fue el rey”, pero también “una persona muy buena, con los pies en el suelo (…) tenía una humildad que los jugadores de hoy en día no tienen”, dijo esta mujer cuyo esposo se quedó en casa porque estaba “inconsolable”.