domingo, junio 26, 2022

Destacadas, Educación

Organización Mundial de la Salud lanza alerta de salud pública por “viruela del mono”

El director de la Organización Mundial de la Salud ha convocado para el próximo 23 de junio al Comité de Emergencias para evaluar si el brote de viruela del mono representa una emergencia de salud pública de interés internacional.

Se trata del nivel más alto de alerta según el reglamento sanitario internacional, que actualmente sólo se aplica a la pandemia de COVID-19 y a la poliomielitis.

“El brote mundial de viruela del mono es claramente inusual y preocupante”, dijo Tedros, que considera que es el momento de intensificar la respuesta porque hay más países afectados y es necesaria la coordinación internacional.

El director adjunto para la respuesta a emergencias, Ibrahima Socé Fall, explicó que el riesgo de propagación en Europa se considera “alto” y en el resto del mundo “moderado” y que existen lagunas sobre cómo se está transmitiendo el virus.

“No queremos esperar hasta que la situación esté fuera de control”, aseguró sobre la convocatoria del comité de emergencia.

La experta en viruela Rosemund Lewis detalló que, aunque la enfermedad a veces solo da síntomas leves, como lesiones cutáneas, se puede contagiar durante dos a cuatro semanas. “Sabemos que es muy difícil para la gente aislarse tanto tiempo, pero es muy importante para proteger a otros. En la mayoría de los casos, la gente puede aislarse en casa y no es necesario estar en el hospital”, sostuvo.

Se puede contraer la viruela del mono a través del contacto físico estrecho con alguien que tenga los síntomas. La erupción, los fluidos y las costras son especialmente infecciosos. La ropa, la ropa de cama, las toallas o los objetos, como los utensilios para comer o los platos, que se han contaminado con el virus también pueden infectar a otras personas.

No está claro si las personas que no tienen síntomas pueden contagiar la enfermedad.

El doctor Tedros también dijo que la OMS está trabajando con sus socios en el cambio de nombre de la viruela del mono y sus variantes para no estigmatizar a las poblaciones donde se originó, y evitar malos entendidos como ha pasado con otras enfermedades.  Así como en un mecanismo para ayudar a compartir las vacunas disponibles de forma más equitativa.

Además de las vacunas específicas, también son eficaces las que se diseñaron contra la viruela, un virus relacionado y más peligroso que el mundo erradicó en 1980.

La OMS está en contacto con los países, para saber cuántas tienen disponibles, y con los fabricantes. Aunque todavía no recomienda la vacunación masiva. 

La OMS subraya la importancia de que los programas de vacunación estén respaldados por una vigilancia exhaustiva y un seguimiento de los contactos, y vayan acompañados de campañas de información y una farmacovigilancia sólida, idealmente con estudios colaborativos sobre la eficacia de la vacuna.

La directora de Epidemias y Pandemias, Sylvie Briand. “Las dosis de vacunas contra la viruela son suficientes para las necesidades actuales, pero anticipamos que necesitaremos más si esto continúa propagándose”, añadió, insistiendo en la importancia de “prevenir la amplificación de casos” y que se usen las herramientas disponibles, reduciendo los contactos estrechos para que no haya más.

Fuente:

https://news.un.org/es/story/2022/06/1509972

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.