4 diciembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Persiste el criminal bloqueo a la heroica Cuba

5 min read
Isaías Orozco Gómez.

“Y poco después, también Cuba ignoró que su libertad de comercio, consistía en aceptar los precios que le imponían, compró el prohibido petróleo ruso, y ahí se armó el tremendo lío que desembocó en la invasión de Playa Girón y en el bloqueo interminable”. Eduardo Galeano

A casi 530 años de COLONIALISMO, más que del Descubrimiento de América o del Encuentro de dos mundos, en los Estados-Nación, en los pueblos de la América Morena, de la Patria Grande (Latinoamérica y el Caribe), “con los cambios que los tiempos y la geopolítica exigen”, se mantienen intactos y más sofisticados los criterios de explotación de sus recursos naturales y de su fuerza de trabajo humano, los abusos, el  mercantilismo y la opresión, por parte del imperio capitalista-neoliberal-globalizador, encabezado por los USA.

Por lo que los hombres y mujeres bien nacidos desde el Río Bravo hasta la Patagonia y de todo el Caribe, una vez que lograron su “Independencia” –incluyendo a los propios EE.UU.–  y que mandaron de regreso a sus tierras de origen a  españoles, portugueses, ingleses, franceses y de los Países Bajos, en esencia los descendientes de las culturas originarias milenarias llenas de virtudes, siguen firmes en su gran grito REIVINDICADOR: Nunca más el colonialismo prepotente material e intelectual, nunca más la dominación impuesta por la fuerza de las armas o por el dinero, nunca más el BLOQUEO ECONÓMICO-COMERCIAL a pueblos dignos que sufren su impacto con la frente en alto, con gallardía.

Ante tal realidad histórico-presente, difícilmente no  encontraremos  un pueblo hermano de Latinoamérica y el Caribe, que después de iniciado el Siglo XIX no haya sido –y esté– asediado y sujeto a las ambiciones del capital imperialista, liderado por esa nación poderosa de Norteamérica que se arroga para sí la “estabilidad” de la región Sudamericana y Caribeña bajo la sumisión y opresión a sus voraces intereses geopolíticos.

Como ejemplo evidente, y por décadas, de esa geopolítica “gringa-yanqui”, tenemos a la hermana República de Cuba que durante el lapso de 1934-1959 (año en que triunfa la Revolución Cubana) vivió un total SUBDESARROLLO,  generado  por la explotación indiscriminada de sus recursos naturales y el abuso cuasi esclavo de su clase trabajadora (criollos y afrocubanos) al imponer en la totalidad de la Ínsula, las relaciones de producción capitalista.

Ese carácter dependiente de Cuba de los USA, se puede comprender a través de lo siguiente: El imperialismo norteamericano en Cuba llegó a someter la NEOCOLONIA a una situación de dependencia superior a la que tenía (¿tienen?) la mayoría de los países latinoamericanos y caribeños en relación a los EE.UU. Así, en 1958 el 40% de la producción azucarera, el 90% de los servicios eléctricos y telefónicos, el 50% de los ferrocarriles, y el 23% de las industrias no azucareras eran propiedad norteamericana.

Cuba era una dependencia industrial y financiera de Estados Unidos. El capital bancario en manos cubanas sólo ascendía al 50% del total; y, además, era utilizado no para propiciar el desarrollo de la Isla, sino para favorecer los intereses de las subsidiarias de  las corporaciones monopolistas y/o transnacionales.

Gravemente, la penetración “yanqui” en los asuntos internos cubanos no se limitó al plano económico, político, social e ideológico, sino que también trascendió al terreno militar en calidad de amenaza permanente y recurso último cuando fallasen los demás mecanismos de control. En ese tenor, en 1942 durante el gobierno de Batista, se signaron nueve acuerdos militares entre Cuba y Estados Unidos, situación que prevaleció hasta 1973.

Dentro de ese cuadro descrito, la contradicción histórica fundamental era la existente entre el PUEBLO CUBANO y el IMPERIALISMO YANQUI como OPRESOR.

De ahí, entonces, que el popular adagio: no hay mal que dure cien años, ni pueblo o enfermo que lo aguante, se hizo realidad, ya que el 1 de Julio de 1959 tuvo lugar en  Cuba un acontecimiento de singular importancia, no sólo para Latinoamérica y el Caribe, sino para todo el mundo, porque a partir de ese momento, emergía en la escena política una REVOLUCIÓN con perspectiva social, económica, educativo-cultural e ideológica, de gran trascendencia.

Así, en la VI Cumbre de Países No Alineados, realizada en octubre de 1979, Cuba planteó la necesidad de un nuevo orden internacional, bajo las siguientes premisas: -El intercambio desigual, arruina a nuestros pueblos  –La inflación que se nos exporta, arruina a nuestros pueblos –Y el proteccionismo arruina a nuestros pueblos ¡Y deben cesar! –El desequilibrio que existe en cuanto a la explotación de los recursos marinos, es abusivo ¡Y debe ser abolido!

–Los recursos financieros que reciben los países en desarrollo son insuficientes ¡Y deben ser aumentados! –Los gastos en armamentos son irracionales ¡Deben cesar y sus fondos empleados en financiar el desarrollo! –El sistema monetario internacional que hoy predomina está en bancarrota ¡Y debe ser sustituido! –Las deudas de los países de menor desarrollo relativo y en situación desventajosa, son insoportables y no tienen solución ¡Deben ser cancelados! – El abismo económico entre los países desarrollados y los países que quieren desarrollarse, en vez de disminuir se agranda ¡Y debe desaparecer!

¿Y cuál fue la respuesta del imperio capitalista, esencialmente de los USA? Imponer el INHUMANO BLOQUEO ECONÓMICO-COMERCIAL contra los más de 11 millones de seres pensantes y actuantes que habitan la siempre atractiva isla de cuba.

Situación que se ha agudizado para Cuba, en tiempos en que el mundo entero está con el “Jesús en la boca”, debido a la insoportable ¿e imparable? Pandemia del Covid-19 y otras cepas (como la Delta) que están “apareciendo” para mayor sufrimiento.

En ese contexto, y dada las infaltables andanadas de calumnias y tergiversación de la verdad en contra  de la Revolución cubana, de la “dictadura castrista” y “comunista”, es menester transcribir las contundentes declaraciones que acaba de hacer una respetable pareja de médicos cubanos voluntarios, al ser entrevistados por el muy objetivo periodista peruano Juan José del Castillo (El Jota, Prensa Alternativa):

Palabras más, palabras menos. “Con Trump y Biden, el bloqueo escala la persecución de barcos que llevan medicinas, alimentos y artículos domésticos…Hay mucha necesidad…los Estados Unidos prohíben llegada de combustible para producir electricidad…bloquean la compra de jeringas, pues las vacunas las producimos… El pueblo defiende la Revolución, durante 62 años ha sido BENEVOLENTE con los pueblos de la región y del mundo entero… Claro que sí hay gente que salió a las calles, imposible que todos estén de acuerdo: no llegan ni al millón de cubanos…”

Desde luego, la sociedad surgida con el triunfo de la Revolución cubana, no vive en el Paraíso, pero de ahí a… Como cofundador (febrero/1990), vicepresidente internacional y presidente del Capítulo México de la AELAC (Asociación de Educadores de Latinoamérica y del Caribe), asistí a varios congresos, seminarios y talleres de pedagogía tanto en Cuba, como en Venezuela y Perú, cuyas vivencias –sobre todo en Cuba– las compartiré en próxima colaboración.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.