17 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Presunciones

3 min read
Ernesto Avilés Mercado*

Hablando y escribiendo

A nivel nacional, el pasado 10 de Septiembre, se dio a conocer públicamente, la acusación presentada por parte de la fiscalía General de la República en contra de Victor Manuel Álvarez Puga e Inés Gómez Mont, por el delito de peculado, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por un monto que supera los 3 mil millones de pesos.

Derivada de esta acusación, se dio a conocer también, que Eduardo Guerrero Durán, quien tuviera a su cargo los CERESOS del Estado de Chihuahua, durante la administración de Cesar Duarte y que gracias a su desempeño, fue recomendado como encargado de operar el órgano administrativo y Desconcentrado de prevención y readaptación social, cuenta también con una orden de aprehensión por parte de un juez federal, por presuntamente estar involucrado con este desvío de recursos.

Además de este personaje ampliamente conocido en la entidad, se dio a conocer que también existe participación del ahora ex fiscal de la Zona Norte en Ciudad Juárez, Jorge Nava López, quien fuera separado de su cargo para que enfrentara la acusación que se le hace, y que incluso, hiciera pública una carta de deslinde de estas acusaciones, señalando que es un hombre de leyes y que siempre se ha conducido en estricto apego a la legalidad.

Eduardo Guerrero Durán como encargado de la infraestructura, sistemas de vigilancia, operatividad y mantenimiento de todos los ceresos federales, aprovechaba la secrecía que por seguridad se obliga en los centros de reclusión, para otorgar contratos millonarios a diversas empresas, y decidir sobre la forma en la que se operaban acciones y operaciones que, -se asegura-, contaban con la participación de las más altas autoridades policiacas y por supuesto políticas

Trascendió asimismo que Eduardo Guerrero, había recibido un soborno por 2 millones de dólares, directamente por parte de Emma Coronel, esposa del Chapo Guzmán, para facilitar las acciones de fuga por tercera ocasión.

El amor y el dinero, continúan siendo las dos cosas que no se pueden ocultar, y en el caso de Eduardo Guerero se dice también que cuenta hasta con avión particular, mientras que Jorge Nava López, podría ser acusado de pobreza inexplicable, porque ha sabido vivir en la modesta medianía de los ingresos que recibe de su salario como fiscal en Ciudad Juárez.

Con estos señalamientos, nadie puede poner las manos al fuego por los funcionarios acusados, aunque es interés de todos los chihuahuenses, el estar al tanto de quienes estan al frente de las instituciones encargadas de procurar justicia y seguridad para todos.

Por otra parte, Chihuahua se ubica como la entidad más endeudada en todo el país con 48,500. Las cifras advierten que los pasivos de Chihuahua equivalen a 177 por ciento de sus participaciones federales, mientras que en términos de deuda per cápita, es decir, el monto promedio que debería de aportar cada habitante para pagar el total de la deuda local, en Chihuahua asciende a 12 mil 600 pesos; Maru Campos, ha dicho que Javier Corral, le dejó una deuda de 11 mil millones de pesos, tan solo con proveedores, estableciendo también que El Gobierno de Corral vivió de créditos a corto plazo y, cuando no se puede endeudar más, empezó a sobrevivir de fiado.

Como es del conocimiento de la ciudadanía, Maru Campos solicitó un crédito por mil millones a tasas mucho más bajas que las que había contratado Javier Corral, con el propósito de comenzar a pagar a proveedores, ojalá y la reingeniería diseñada por el nuevo gobierno, tenga como prioridad el ofertar al estado a nuevas empresas generadores de empleos fijos y bien remunerados y no solo recortar plazas y aumentar impuestos

*Integrante de la AECHIH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.