viernes, abril 12, 2024

Opinión

Primeros 197 años del poder judicial en Chihuahua

Hablando y escribiendo.

El Tribunal Superior de Justicia cumple sus primeros 197 años de impartir justicia en el Estado, una justicia que se ha pretendido, vaya acorde a la dinámica de cada etapa histórica, regule la convivencia social, dándole a cada quien lo que en derecho le corresponda, otorgándole potestad a los jueces para dirimir las controversias cuando los particulares no pueden hacerlo, donde se castigue al responsable, se proteja al inocente, se repare el daño y se reduzcan los niveles de impunidad.

En ese año de su creación 1825, en Europa las condiciones difíciles que había provocado la revolución francesa y el imperio napoleónico, estaban colapsadas y en los estertores de su terminación. Ese mismo año se aprobó una ley que favorecía la formación de comunidades religiosas que condenaba el sacrilegio con la pena de muerte; Otra ley establecía cuantiosas indemnizaciones para los franceses que habían tenido que emigrar durante la revolución y para aquellos a los que la república les había confiscado sus bienes.

En nuestro país, el ejercito Trigarante, encabezado por Agustín de Iturbide, entraba triunfante a la ciudad de México, mientras que, en San Juan de Ulúa, frente al puerto de Veracruz, se enfrentaba el último reducto español que se resistía a aceptar la independencia nacional

Mientras tanto en Chihuahua, se expedía la primera Constitución Local, dividiéndose al Estado en 11 Partidos, y en los pueblos que tenían más de 2 mil habitantes se elegía un Ayuntamiento presidido por un alcalde que ejercía a la vez las funciones judiciales, contando con 3 regidores y un síndico.

Desde sus inicios, la administración de justicia la ejercían solamente licenciados en derecho y en general el foro jurídico nacional, estaba integrado en exclusiva por varones, por ser los únicos que tenían acceso a las instituciones educativas, pero, en 1898, María Asunción Sandoval Olas de Zarco, presentara su examen de grado, para convertirse en la primera abogada titulada en México ejerciendo el libre ejercicio de la profesión en materias civil y penal…todo un acontecimiento.

Desde entonces a la fecha, la matrícula femenil en las universidades se ha incrementado en poco más de un 50% en la carrera de derecho; la integración de abogadas en los juzgados civiles, familiares, tribunales penales, salas de especialización, magistradas y ministras es toda una realidad.

De hecho, no se puede concebir la justicia en cualquier lugar del mundo, sin la presencia de las mujeres.

De los magistrados que le han dado lustre a su labor, se podría mencionar al maestro Augusto Martínez Gil y Rafael Lozoya Varela, este último, dejó un gran legado en la persona de su hija, la ahora también magistrada federal Cristina Lozoya Gámez; más recientemente la maestra Delia Holguín López y Otilia Flores Anguiano, el todavía magistrado en funciones Pablo Héctor González Villalobos, Héctor Javier Talamantes Abe, Pedro Valdez Aguirre y José Alfredo Fierro Beltrán.

Es importante destacar la presencia y trabajo del Dr. José Luis Chacón Rodríguez, al frente del INFORAJ, que para muchos representa la materia gris del Poder Judicial.

En la presidencia del tribunal, la magistrada presidenta Myriam Hernández Acosta, dentro de sus retos más importantes, está el de continuar construyendo espacios para las mentes más lúcidas en materia jurídica, privilegiando la carrera judicial, la profesionalización y la experiencia, por encima de otros intereses ajenos a la administración de justicia.

Felicidades y Larga vida al poder judicial del Estado.

*Licenciado en Derecho, integrante de la FECHCA, El Colegio de Juristas de Chihuahua y la AECHIH