domingo, mayo 26, 2024

Buzón

Que nos sirvan de experiencia las expectativas que generó Javier Corral

            En las elecciones del 5 de junio de 2016, en las que Javier Corral Jurado resultó ganador en el cargo de gobernador del Estado de Chihuahua, y dada la amplia esperanza que él generó en los chihuahuenses durante la campaña electoral, en el sentido de lograr un cambio favorable que llevará a la entidad, entre otras cuestiones, al combate a la corrupción y a la recuperación económica, fue sumamente significativo que personas militantes o simpatizantes de otros partidos políticos distintos al que él pertenece, promovieran el voto a su favor y a la vez se lo concedieran.

Hay que ser muy honestos y reconocer qué, en general, el citado ex gobernador gozó de una buena imagen que lo llevó a posicionarse como un hombre íntegro, con una notable sensibilidad política y social, así como con una destacable valentía y responsabilidad. Así lo llegué a referenciar en mi colaboración “Los retos de Javier Corral Jurado” publicada en este prestigiado medio de comunicación el día 12 de junio del mencionado año. ¿Acaso pequé de inocente, o él cambió su esencia como persona y como político? No obstante, en la citada ocasión también dejé bien claro que “…será en su desempeño como mandatario estatal donde podremos constatar si esa percepción ha sido correcta”.

Asimismo, también señalé en el artículo en comento ante tales expectativas, que estas le exigían y le obligan a que “…al concluir su gestión, ineludiblemente tendrá que rendir buenas cuentas”, lo que definitivamente no ocurrió.

            Pues bien, con el propósito de ir “midiéndole el agua a los camotes” a la esperanza y al desempeño que se tenga en cualquier cargo de elección popular en turno —sea de nivel federal, estatal, municipal y del color que sea—, y ya no creérnosla tan fácilmente y estar vigilantes y exigentes como gobernados, me permitiré compartir algunas de esas ilusas sugerencias que en la colaboración en comento y a bote pronto le formulé al multicitado ex mandatario estatal, considerando que haría un buen papel:

            “1.- Como parte de sus expresiones de campaña electoral, combatir los actos de corrupción presentados antes y durante su mandato, ejerciendo acción penal sin miramiento alguno, principalmente en aquellos delitos que atenten contra el bienestar y la economía general. De ello resulta conveniente la creación de una FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN, pero con UNA VERDADERA AUTONOMÍA en todos los sentidos, que no limite su actuar por ningún motivo.

            “2.- Ligado a lo anterior, emprender una AUTÉNTICA CULTURA DE LA LEGALIDAD que permee en toda la sociedad chihuahuense, de la que su gobierno sea un claro y sólido ejemplo que arrastre voluntades en esa dirección.

            “3.- RECUPERAR Y APROVECHAR todos los ESPACIOS PÚBLICOS, para que estos sean centros de sano esparcimiento de familias y autoridades, generando una sinergia de eventos culturales y deportivos, primordialmente, que abonen a un desarrollo integral de la sociedad en su conjunto (como ocurre desde hace tiempo en el parque Revolución de la ciudad de Chihuahua, o como ha sucedido con el parque Lerdo de la misma ciudad, en donde diversas personas se concentran en defensa del valor histórico y medio-ambiental de dicho lugar).

            […]     

            “5.- Atender por igual a todos los municipios del estado, pues independientemente del origen partidista de sus administraciones, no hay que olvidar que la generalidad de sus pobladores, además de que nada tiene que ver con filias o fobias que se pudieran dar entre instancias gubernamentales, son personas en las que existe la obligación constitucional, legal y moral, de satisfacer sus necesidades. Si bien es cierto en una democracia importan los partidos políticos, indefectiblemente POR ENCIMA DE TODO DEBE PREVALECER EL INTERÉS Y EL BENEFICIO DEL PUEBLO. En tal virtud, LA RECONCILIACIÓN ES SOBRE TODO CON LA SOCIEDAD.

“6.- Asumir las funciones de SEGURIDAD PÚBLICA con toda responsabilidad e inteligencia, evitando al máximo más perjuicios a los chihuahuenses.

            […]

            “9.- DEFENSA Y ATENCIÓN DECIDIDA E INCONDICIONAL DE LOS DERECHOS DE LA MUJER, destacando el indispensable y sentido apoyo a las madres solteras, así como el combate a la violencia hacia la mujer en cualquier ámbito. Igualmente hacer lo necesario para concretar la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, involucrando para ello a ambos en tal propósito, siendo en consecuencia conveniente la creación del Instituto Chihuahuense para la Equidad de Género.

            “10.- Promover la CREACIÓN DEL SERVICIO CIVIL DE CARRERA a nivel estatal y municipal, para impulsar la profesionalización y permanencia de los servidores públicos, pero sobre todo garantizar el respeto de sus derechos, en base a los correspondientes procedimientos de reclutamiento, contratación (respecto de nuevos ingresos), formación y evaluación, etc., que además permita el ejercicio armónico y cabal de la función pública. Asimismo, es menester implementar MEDIDAS DE PROTECCIÓN para aquel servidor público que denuncie irregularidades presentadas en el gobierno, sobre todo durante los procesos electorales.

            “11.- Reconsiderar la función que ha venido desarrollando la Coordinación de Comunicación Social estatal, privilegiando una relación institucional, respetuosa y, sobre todo ética, con los medios de comunicación, que promueva y permita un interactuar provechoso con y para la sociedad.

Para cerrar el artículo antes referenciado, advertí: “SEÑOR JAVIER CORRAL JURADO, tiene en sus manos la OPORTUNIDAD HISTÓRICA de trascender como el gobernador que encauzó y concretó el tan demandado EMPODERAMIENTO SOCIAL, así como de redimir a los chihuahuenses ante tantos y tan vergonzosos agravios”.

Indiscutiblemente, Javier Corral dejó pasar esa oportunidad, la que ahora se encuentra en poder de la actual gobernadora María Eugenia Campos Galván, de quien, por considerársele que hizo un buen trabajo en sus dos periodos como alcaldesa de Chihuahua —me incluyo en esa apreciación—, también ha generado amplias expectativas que le imponen un gran reto y un alto compromiso con los chihuahuenses. Igualmente, a nivel federal se encuentra en esa misma posición con todos los mexicanos el presidente Andrés Manuel López Obrador, de quien de forma similar se le considera que tuvo un buen desempeño como jefe de gobierno de la Ciudad de México, en lo que también coincido.

¡Al tiempo!