domingo, marzo 03, 2024

Aída Holguín Baeza, Buzón

Revocación de mandato 2022: historia de éxito y fracaso

La consulta de Revocación de Mandato 2022 es una historia de éxito y, a la vez, una de fracaso.

En el caso del INE es una historia de éxito porque, a pesar de los obstáculos, limitaciones, presiones, agresiones, omisiones y abusos (provenientes de Andrés Manuel López Obrador y compañía) a los que se ha tenido que enfrentar, el INE una vez más ha cumplido con sus obligaciones constitucionales.

Y es que como bien lo dijo Orison Swett Marden, el éxito no necesariamente se mide por lo que -en términos generales y directos- se logra, sino por la oposición que se ha encontrado en el camino hacia la meta y el coraje con el que se ha mantenido la lucha contra adversidades abrumadoras.

Es cierto que el alto nivel de abstencionismo (poco más del 80%) es un aspecto fundamental al momento de hablar de éxito o fracaso de los procesos electorales de cualquier índole. El detalle es que ahora se trata de un abstencionismo muy distinto al que suele suceder en México; es decir, se trata -en su mayoría- de un abstencionismo más activo, cívico o racional, o sea, un abstencionismo que refleja claramente el malestar social que cunde en México, generado por el régimen de la 4T (y como bien lo dijo Paco Calderón, La ausencia también es un mensaje).

Por eso, en el caso López Obrador y su cuatro-te, los resultados de la consulta de Revocación de Mandato 2022 cuentan una historia de fracaso cuyo mensaje es claro y contundente. Es decir, un mensaje que indudablemente refleja el hartazgo social y/o desencanto que a nivel nacional han provocado las inaceptables conductas del régimen de la 4T.

Sí, es cierto que más del 90% (del menos del 19%) que sí participaron en la consulta votaron a favor de que López Obrador siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo (por eso AMLO y compañía están ilusamente contentos). El detalle es que, además de que ese 90% evidencia una importante baja en el número de “amlovers”, entre ese 90% hay muchos que votaron a favor por motivos muy distintos a los que el Presidente, su séquito y sus ciegos seguidores piensan o quieren creer (del acarreo y coacción del voto, luego hablamos).

El asunto es que nadie niega que la consulta de Revocación de Mandato 2022 ya es un precedente histórico. Un precedente que, sin duda alguna, evidencia simultáneamente una historia de éxito y una de fracaso. Una historia de éxito electoral porque, a pesar de AMLO y compañía, el INE cumplió decorosamente con su función y obligaciones; y una historia de fracaso electorero -otro más- del régimen de la 4T, resultante del incumplimiento de sus deberes morales, éticos y constitucionales.

En esta ocasión, concluyo parafraseando lo dicho alguna vez por el empresario y escritor estadounidense, Jim Rohn: El éxito consiste en unas cuantas disciplinas simples practicadas todos los días; mientras que el fracaso consiste simplemente en errores de juicio repetidos todos los días. Y es el peso acumulativo de nuestras disciplinas y nuestros juicios lo que nos lleva al éxito o al fracaso.

Aída María Holguín Baeza
laecita.wordpress.com

laecita@gmail.com