domingo, mayo 26, 2024

El País

Salvador Rangel, obispo emérito de Chilpancingo, continúa desaparecido

Así lo informó el episcopado en sus cuentas de redes sociales. La última vez que se vio al obispo fue la tarde del sábado 27 de abril en Jiutepec, Morelos.

El obispo emérito tiene 78 años, por lo que renunció a su cargo en abril de 2021. El papa Francisco aceptó la renuncia en febrero de 2022.

Rangel Mendoza está enfermo y debe consumir de manera regular medicamentos, señala la CEM en su llamado a que se permita el retorno del obispo emérito a su hogar.

Por Rodolfo Soriano-Núñez

Poco después de las 4 de la tarde de este lunes 29 de abril, las cuentas de redes sociales de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) informaron de la desaparición del obispo emérito de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, en el estado de Guerrero, Salvador Rangel Mendoza.

El obispo Rangel Mendoza es un miembro de la orden de los franciscanos que, a partir de 2009 y durante seis años, fue obispo de Huejutla, Hidalgo. Ahí fue testigo, como muchos mexicanos, de la manera en que los llamados Zeta sumieron a Hidalgo y otros estados del oriente de México en una ola de violencia sin precedentes desde la Revolución de 1910-7.

En 2015, el papa Francisco lo nombró titular de una de las diócesis más difíciles de México tanto por la complejidad para desplazarse en la sierra de Guerrero, como por la pobreza y, sobre todo, por la violencia que ya desde entonces dominaba esa zona de México.

Hasta donde se sabe, Rangel habría sido por última vez la tarde del sábado 27 de los corrientes en el hogar donde vive ya como obispo emérito en Jiutepec, Morelos.

No está claro al momento de redactar estas líneas si se trata de un secuestro y si habría alguna motivación política o de otro tipo de quien ha privado de la libertad al obispo emérito. La Conferencia del Episcopado Mexicano se limita a calificar el hecho como “desaparición” y no hay reportes de que se haya pedido algún rescate por él.

La propia CEM hace ver que los hechos habrían ocurrido en Morelos, por lo que el comunicado que circularon la tarde de este lunes hace referencia tanto al gobierno federal, como a los estatales de Morelos y Guerrero.

Rangel Mendoza se destacó durante sus siete años como obispo de Chilpancingo-Chilapa por impulsar distintas iniciativas de paz entre los diferentes grupos que se disputan territorios en las distintas zonas de la Sierra Madre del Sur.

Apenas el 23 de este mes había celebrado su cumpleaños, como se puede ver en la imagen que aparece inmediatamente después de este párrafo.