domingo, abril 14, 2024

Opinión

Todos somos UACH

Hablando y escribiendo.

Ernesto Avilés Mercado*.- Los procesos electorales a nivel estatal o nacional siempre generan una inusual participación de la ciudadanía, pero además de las instituciones que se ven involucradas de una manera indirecta, como consecuencia de quienes promueven partidos, personas o intereses políticos.

La Universidad Autónoma de Chihuahua, no ha quedado al margen de estas acciones y aprovechando el tema de la gratuidad de la educación, un grupo de jóvenes promovieron la presentación de más de 2800 amparos de manera individual, promoviendo suspensiones provisionales y definitivas, a fin de que todos los solicitantes de ingreso pudieran alcanzar un lugar en la facultad que quisieran, además de no estar obligado a realizar pago alguno.

Estos amparos, fueron promocionados por redes sociales y los quejosos jamás tuvieron oportunidad de conocer a su abogado promovente, teniendo solamente que presentar su ficha de inscripción y credencial de elector, documento de identificación, que ni la propia UACH solicita en su proceso de ingreso.

A nivel nacional, no hay registro de movimientos de este tipo en las universidades autónomas, siendo la UACH la primera que presentaba este problema, porque se generaron a partir de estos amparos, diversos inconvenientes tanto para la institución, como para los propios alumnos.

El no contar con la constancia de inscripción, le generaron a los alumnos problemas por pensiones alimenticias, para la expedición de pasaportes, incluso para solicitar el servicio médico a que tienen derecho.

En este contexto se expide la tesis jurisprudencial con número de registro 2028157, con el título “derecho a la educación superior gratuita. La implementación del principio de gratuidad previsto en el artículo 3º., de la constitución federal, está condicionada a la ejecución de las reglas que el poder reformador estableció en los artículos transitorios del decreto publicado en el diario oficial de la federación el 15 de mayo del 2019.

Esto se refiere a que la legislación secundaria determinará la gratuidad de la educación superior para eliminar progresivamente los cobros en las instituciones públicas, de manera que no se afecten las finanzas de las universidades, considerando de manera gradual su implementación en la ley general de educación superior.

Las nuevas autoridades de la UACH, encabezadas por el rector Luis Alfonso Rivera Campos, ha implementado con autorización del Consejo Universitario, subir la calificación mínima de aprobación de 6 a 7, una revisión exhaustiva de las currículas en las facultades, actualizando la mayoría de ellas, muchas de las cuales permanecían inmóviles desde 1993, quedando rebasadas a la realidad actual.

Dentro de los planes está también contemplado el ofrecer la carrera de medicina en la Fronteriza Ciudad Juárez, la construcción del hospital universitario en la ciudad de Chihuahua, donde tendrán oportunidad de realizar sus prácticas, los futuros médicos, enfermeros y enfermeras, alumnos de química para los laboratorios, consultas dentales, e incluso los alumnos de la facultad de ciencias de la educación física con fisioterapias.

Se ha autorizado también un fondo de 5 MDP para apoyar investigaciones tendientes a buscar una solución al problema de migración y de la conservación y mejor aprovechamiento del agua.

En el aspecto deportivo, se han autorizado recursos frescos para la colocación de pasto sintético al estadio UACH, así como el mantenimiento integral de todas las instalaciones y en breve se tendrán anuncios importantes sobre la creación de nuevos equipos de las instituciones educativas integradas a la UACH, con los cuales se fortalecerá la identidad universitaria.

Mención especial se hace respecto de la producción de vino, aprovechando que el cultivo de la Vid es altamente productivo en nuestra región, contando con un reconocimiento a nivel nacional e internacional por la calidad de uva que se produce y con lo cual se pretende crear la marca Quinta Gameros, que es el centro cultural por excelencia de nuestra gran institución educativa.

Al margen de las diferencias que de manera normal pudiéramos tener los Universitarios, existe un factor común que nos une en todo momento y es cuando la Universidad se ve atacada o violentada; nuestra máxima casa de estudios es el centro generador de desarrollo social y bastión para elevar la calidad de vida de nuestra sociedad y debemos velar todos quienes hemos pasado por sus aulas por su fortalecimiento y productividad.

Ojalá y la gratuidad de la educación se pueda convertir en una realidad en el mediano y largo plazo, pero para eso, es necesario que el próximo gobierno eleve la inversión mínimamente de 2.9 a 4 puntos del PIB…ojalá

*Abogado litigante, miembro de la FECHCA y de la AECHIH