miércoles, abril 17, 2024

El País

Tras décadas de exclusión y despojo, hoy la vivienda vuelve a ser un derecho: Lilia Aguilar

“Se acabó con un proceso de privatización en materia de vivienda y desarrollo urbano que apostó a que el mercado sería capaz de cubrir las necesidades, y hasta los derechos humanos de la población. Hoy acabamos con ese mito, reformamos la constitución y la vivienda adecuada es un derecho humano generador de derechos”.

Lo anterior, lo aseguró la Presidenta de la Comisión de Vivienda, Lilia Aguilar Gil, durante la comparecencia del titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial (SEDATU), Román Meyer Falcón frente a comisiones unidas y como parte del análisis del Cuarto Informe de Gobierno.

En su intervención, la legisladora indicó que el poder político y el poder económico, aliados durante décadas, generaron fenómenos de exclusión y despojo como la especulación inmobiliaria y agregó: “en los noventas, la vivienda fue transformada en mercancía, hoy la transformamos nuevamente en un derecho”.

La legisladora dijo que el fortalecimiento del Instituto Nacional de Suelo Sustentable (INSUS) y del Registro Agrario Nacional (RAN) para regularizar el suelo y dar certeza jurídica a través de un ajuste presupuestal es necesario, pues en el caso del RAN, se encontraron con una dependencia destruida y entregada a la corrupción que estaba dedicada solamente al negocio y acaparamiento de terrenos.

“El desarrollo urbano y la vivienda forjan el carácter, lo cual tiene que ver con el desarrollo social cien por ciento, porque si no tenemos ciudades y un desarrollo urbano ordenado y organizado, no tendremos un desarrollo de la personalidad adecuado y un piso parejo para las y los mexicanos”, finalizó.