martes, julio 16, 2024

Destacadas, Educación

“Violencias cotidianas: Modelos para la prevención” en la XXI Semana Cultural de Claustro Universitario de Chihuahua

Sarah Margarita Chávez Valdez doctora en Psicología y especialista en salud y violencia.

Las investigaciones y enfoques en violencia son necesarios por parte de la comunidad en el tema de justicia y parte de todos los actores sociales, porque el silencio es que el viene a ser el enemigo de todos, aseguró Sarah Margarita Chávez Valdez doctora en Psicología y especialista en salud y violencia.

En el auditorio de Claustro Universitario de Chihuahua, Chávez Valdez explicó que la violencia es algo que no se debe ocultar y que debe ser atendido, sobre todo en la prevención, porque el callar es parte de otorgar el silencio, el olvido, para la violencia no hay olvido.

Destacó que el factor común es que no hay una forma de rastrear la violencia, y como tal no tiene un género, no tiene un rostro y tampoco un estrato socio económico, porque se da en todos los niveles.

Sobre ello, dijo, la violencia no tiene una manera de accionar precisa, en realidad es dinámica, es cíclica y es un fenómeno multi causal y difícil de abordar, para ello se han construido modelos de comprensión de ecuaciones estructurales para conocer la asociación de las diferentes variables de delitos, sobre todo los de mayor impacto.

Ivonne Ortega Santillán experta psicóloga perito en asuntos de violencia, indicó que la violencia tiene que tener un enfoque diferencial para poder valorar e identificar para darle una solución, para sancionar e incluso para prevenir.

Por ello, dijo, la psicología tiene que realizar un auto critica para realizar una investigación a fondo, para voltear a ver las necesidades de las víctimas, porque lo que no tiene nombre no cuenta y lo que no cuenta no existe.

Rosa Icela Ojeda Martínez especialista en Antropología, señaló que la violencia debe ser trata desde la antropología cultural, estudiada desde su contexto histórica, en la historia de los individuos, de las comunidades, de las poblaciones marginales, poblaciones que viven en condiciones de pobreza extrema, pero la violencia no tiene clase social, existe en todos los estratos sociales.

La antropología hace una retrospectiva de las tendencias, y ciertos estratos sociales que han padecido cierto tipo de violencias, investigando las historias de vida de los sujetos, pero desde el contexto social, cultural su historia de vida, del grupo comunitario en donde viven, para poder lograr una solución y prevención de estas situaciones apuntó.