martes, agosto 16, 2022

Buzón

A propósito de “El Pollo” Rubio…y el primer nacional ganado por Chihuahua

Acaba de morir el 29 de enero el que fuera un magnífico manejador de béisbol, Héctor “El Pollo” Rubio; fue el 29 de enero, llenando de luto a muchos aficionados que vimos los grandes juegos en los que participó.

Recordemos cuando llevó al campeonato estatal a los Dorados, ganándole la final a los Indios de Juárez. También en 1997, ganó otro título, doblegando a los aguerridos Manzaneros de Cuauhtémoc. Esas fueron algunas de sus memorables hazañas en el Rey de los Deportes.

La noticia de su deceso me la dio a conocer mi entrañable amigo Saúl Rocha, el lunes pasado, ocasión que sirvió para rememorar momentos grandiosos del gran “Pollo”. A propósito, éste dirigió en varias temporadas regionales a la Prepa Allende, ese formidable equipo del contador Rocha, que tanto brillo dio a estos torneos en años pasados.

La ocasión amerita para recordar algo de las grandes actuaciones de la selección estatal de béisbol de Chihuahua, la que tiene su historia. Es el equipo que más banderines nacionales ha obtenido.

En el 2021 ganó el título en la Paz, Baja California, venciendo en la final al conjunto de Sinaloa. Ya con este primer lugar suman 29 en la historia del béisbol  en nuestro país.

Permítaseme recordar aquel año de, 1947, en que ganó Chihuahua su primera corona, y de aquí “pal real”, como suele decirse.

El cronista deportivo, ya fallecido, Domingo “Capi” Salcido, hizo una magnífica reseña del primer campeonato nacional que obtuvieron los Dorados de Chihuahua, en el ya lejano año de 1947, durante el certamen efectuado en Guadalajara, Jalisco.

Dijo “El Capi”: “Corrían los primeros días del mes de noviembre de 1947, cuando el vasto estado de Chihuahua conquistó su primer banderín de mayores en la pelota amateur, siendo más meritorio el gran triunfo, por haberlo conseguido en calidad de invicto, en una final enconadamente peleada con la selección Jalisco”.

A continuación, hacemos un resumen de cómo se sucedieron los hechos que culminaron con el campeonato para Chihuahua. Un total de seis equipos participaron en el torneo, siendo ellos: Chihuahua, Aguascalientes, Guerrero, Puebla, San Luis Potosí y el anfitrión Jalisco.

El equipo nuestro era dirigido por Arnulfo Arras, quien a su vez iba como segunda base; los dos equipos habían llegado invictos a la final. Recuerda Salcido, que en las tribunas estaban personajes del medio deportivo, como Ernesto Carmona, Fray Nano, Fray Kempis, Chile Gómez. Y llegó la quinta entrada, yendo arriba Chihuahua, por 2 a1. Entonces, Arras pega de hit con la casa llena y entran dos carreras; al terminar su turno los norteños, se van arriba 6 por 1. Pero en el cierre de la séptima entrada, la casi siempre “fatídica” para algunos, y para otros de fortuna, Jalisco anota cinco y ya van 7 a 6, haciendo temblar a la escuadra chihuahuense.

Es cuando Arnulfo Arras, interviene para pedir que venga al relevo Enrique Robles, con dos outs.  Con roletazo al short, que atrapa el “Pispirria” Sánchez, se acaba el inning. En la novena se revive el calvario para el que va arriba, porque con hombre en segunda y con dos outs, viene a la caja de bateo, la “Gata” Padilla, que ya había pegado de cuadrangular. Ante un silencio de locura, se escucha de las gradas la frase de un fan de Jalisco: ¡cinco mil pesos por un jonrón! Los chihuahuenses están con el alma en un hilo…

Le cantan el primer strike a la “Gata”, luego el segundo y aterriza el tercero. ¡Se acabó! Tenemos campeón, es el primero de un total de 29, que tiene el estado más grande del país.

A veces pensamos, que los recuerdos vienen a ser los que embellecen la realidad. Bueno, cuando menos a veces.