8 diciembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Bartlett, el patriota. Emblema de un régimen que no se va

3 min read
Opinión.

Luis Javier Valero Flores.

Más allá de la discusión nacional sobre la reforma eléctrica, propuesta por el presidente López Obrador, la que, sin modificaciones no será aprobada, el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, está convertido en uno de los principales escollos para su aprobación y en general para el gobierno de la 4T.

En lugar abonar a la realización del debate que necesita el país sobre un tema trascendental, pues de la resolución que se tome sobre la producción, transporte y distribución de la energía eléctrica -no es una exageración- depende el futuro mediato del país, Bartlett se calzó los guantes y respondió a lo que fue un intercambio de insultos, adjetivos, descalificaciones y mentiras en el curso de su comparecencia en la Cámara de Diputados.

Se merecen unos a otros.

Pero lo llamativo, para los fines de esta reflexión, fue una frase del director de la CFE, lanzada al aire, no para airear el tema de la reforma, sino para denostar a sus críticos, fundamentalmente los panistas, que lo tildaron de dinosaurio y otras linduras, pero a los que Bartlett, como si fuera la revelación les lanzó que “Miren, la caída del sistema fue un amasiato entre el PAN y Salinas de Gortari”.

Ojo, no entre el PRI y el PAN; no, entre Salinas y el panismo. Ah! sesuda delimitación.

Esa fue su respuesta a la acusación que por siempre le ha perseguido, la de ser el responsable de la caída del sistema de cómputo en las elecciones de 1988, en las que existieron suficientes evidencias para acreditar la comisión de una gran fraude electoral.

Se los adelantó, dijo, “si me pican un poquito, porque están jugando con mi biografía, voy a ser un poco grosero, porque me siento un poco como legislador y yo he sido más legislador que ustedes por muchos años”, y les espetó su revelación.

“¡Claro! Así fue, un amasiato entre Salinas de Gortari…”, afirmó, no sin esbozar una inquietante sonrisa, de una más que cuestionada actitud sobre uno de los hechos esenciales para lograr la derrota de aquel régimen, del cual fue uno de los más emblemáticos, a tal punto que en la sucesión presidencial de 1988 fue uno de los más serios aspirantes, luego de haber sido el coordinador de la campaña presidencial de Miguel de la Madrid en 1982 y ocupar el segundo puesto en importancia en el país, el de la Secretaría de Gobernación.

Sin embargo, Bartlett mintió nuevamente en la sesión de la Cámara de Senadores del martes pasado.

El amasiato al que se refirió no se concretó sino hasta el 2 de diciembre del mismo año, en la residencia presidencial de entonces, Los Pinos, cuando los más importantes liderazgos del PAN de ese momento, sin la participación del candidato blanquiazul, Manuel Clouthier.

Pactaron con el recién ascendido presidente, Carlos Salinas de Gortari, el compromiso de “legitimarlo” en el ejercicio del poder y obtener a cambio que la presidencia de la república se comprometiera a propiciar el triunfo del PAN en las elecciones de Baja California, primero, y Chihuahua después, además de dejar fuera de la contienda al candidato del PRI al gobierno de Guanajuato, para que los panistas se convirtieran en los mandamases de esa entidad, cosa que han mantenido a lo largo de más de dos décadas.

Ese pacto fue conocido como la “concertacesión” entre Salinas y el PAN.

Bartlett no fue ajeno a ello. En el salinato ocupó durante 4 años la Secretaría de Educación Pública. A fines de 1992 Salinas lo nombró candidato del PRI al gobierno de Puebla. A inicios de 1993 se convirtió en uno más de los polémicos y represivos gobernantes que ha tenido Puebla. El aliento del PRI le dió, todavía, para convertirse, en el año 2000, senador de la república, bajo el emblema del tricolor.

Nunca, en esos años, criticó las concertacesiones de su partido y gobierno y fue, a lo largo de toda su militancia priista, férreo defensor y beneficiario de ese régimen.

Ahora, Gerardo Fernández Noroña, el “izquierdoso” diputado del PT, lo llamó “el patriota Manuel Bartlett”.

asertodechihuahua@yahoo.com.mx

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.