28 mayo, 2022

El Devenir

Periodismo con compromiso social

César Komaba Quezada, encubridor de violadores

5 min read
Ernesto Avilés Mercado*

Hablando y escribiendo.

Los atentados en contra de mujeres que teniendo necesidad de manejar sus coches de noche y por alguna infracción administrativa que pudieran cometer, son objeto de detención por parte de patrulleros de tránsito y vialidad, y que para evitar la infracción, recibieron la oferta de cómo nos arreglamos, están siendo protegidos por parte del director del organismo Cesar Komaba Quezada.

Desde siempre se ha comentado sobre la hermandad que opera en el mismo nivel del director en turno, y muchas de las veces por encima de sus órdenes, para encubrir las acciones delictivas de los agentes, que aprovechando la vulnerabilidad de las mujeres, se aprovechan de ellas, corrompiendo sus cuerpos como pago de infracciones, prácticamente violándolas, causándoles un daño irreparable como mujer, en su dignidad y su persona.

Las valientes mujeres que se han atrevido a denunciar, son las que de manera frustrante vieron el diferimiento de la audiencia, pero además, han comentado de manera extraoficial que están siendo victimas de intimidación por parte de elementos de la propia corporación, recordándoles que tienen familia y que además están plenamente identificados los vehículos en los que transitan por lo que de mantener su postura en contra de sus compañeros, deberán atenerse a las consecuencias.

Esta es una muestra más de lo difícil que resulta limpiar una corporación como Tránsito y Vialidad, sobre todo cuando desde la dirección se protege a quienes se aprovechan de la ciudadanía para saciar sus bajos instintos, sacar dinero de los conductores que cometen una infracción, ordenar la detención de personas simplemente porque pueden hacerlo, agrediendo verbal y físicamente a quienes se atreven a reclamar que los traten con respeto, finalmente, la hermandad los protege.

Resulta extraño que Maru Campos, siendo la primera mujer Gobernadora que tenemos, no haya tenido la suficiente empatía de género, y ordenado el cese inmediato del director de vialidad, quien por méritos propios se ha convertido en el encubridor de los agentes violadores de vialidad y tránsito.

Seguridad: falta de coordinación

Nuevamente se pone en la agenda local el tema de la seguridad pública, por la falta de coordinación que existe entre las instituciones de los tres niveles de gobierno, que no acaban de entender que solamente de forma conjunta, sumando esfuerzos y voluntades, podremos superar este grave problema social, donde la muerte y violencia en contra de las mujeres, prácticamente ronda en cada lugar de nuestra geografía.

Gracias a las redes sociales y el desarrollo tecnológico, cualquier persona que es testigo de algún acontecimiento criminal, lo puede compartir con millones de usuarios en apenas un instante, mientras que para las autoridades, cada atentado debe ser materia de estudio y análisis, para conocer sus causas y de esa forma castigar al responsable.

Lo sucedido en la comunidad del Sauz, aquí en Chihuahua, durante el desarrollo de unas carreras clandestinas de caballos, donde perdieran la vida 7 personas, además de un número importante de lesionados, sin que se contára con la presencia preventiva de las autoridades, permitió que se enfrentaran a balazos dos grupos, y aunque el número de fallecidos y lesionados es lamentable, sorprende el hecho de que no haya sido mayor el número de muertos registrados.

La seguridad continúa siendo el talón de Aquiles en prácticamente los tres niveles de gobierno; la política de prevención se ha quedado rezagada por la contundencia con la que operan las bandas del crimen y la coordinación que se había presentado en un principio en Chihuahua, pareciera que nuevamente ha quedado rezagada y ahora cada corporación transita por diferentes rutas.

La policía Municipal, que constituye el primer eslabón de la cadena delictiva, debe continuar fortaleciéndose, ya que es la presencia permanente de los policías y patrullas de vigilancia la que genera la disuasión, además de las cámaras colocadas en puntos de convergencia de tránsito y personas, donde se analizan, desde los coches con reporte de robo, personas armadas o sucesos criminales.

Sin embargo, no es suficiente que sólo una corporación realice lo que tiene que hacer, mientras que, por ejemplo, la policía estatal, que cuenta con un número mayor de elementos, fuerza y presencia en la mayor cantidad de municipios del Estado, no reporte novedad alguna y eventualmente realice capturas y detenciones, como consecuencia de los reportes que les hacen llegar las policías Municipales.

Es importante que el fiscal general, Roberto Javier Fierro Duarte, en las reuniones de seguridad que encabeza, solicite informes de las actividades de los fiscales de zona, del titular de la policía estatal, de los mandos de la guardia nacional y en general de las fuerzas armadas, ya que según en teoría, en Chihuahua opera la coordinación entre las autoridades de los tres niveles para detener el avance de la delincuencia, pero en la realidad, es otra cosa muy distinta.

El compromiso que estableció la Gobernadora Maru Campos, respecto de no permitir que la delincuencia continúe rompiendo con nuestra estabilidad como sociedad, debe ser atendido por quienes también tienen el compromiso de construir y organizar proyectos viables y evaluables de seguridad, en donde se puedan garantizar que el trabajo que se realice, sea el adecuado y no se presenten números y evaluaciones falsas.

Las llamadas de atención que se tienen, prácticamente de manera permanente, con un cada vez más elevado número de homicidios, de asesinatos y violación de mujeres, donde las respuestas de las autoridades se repiten, afirmando que se encuentran investigando, se escuchan ya como espacios de incapacidad para atender, inoperancia para actuar y nula efectividad para resolver.

Es importante, que si los funcionarios encargados de la fiscalía general del Estado, no pueden resolver estos asuntos, pues que renuncien y dejen sus espacios para que nuevas personas puedan resolverlos; la ciudadanía no puede mantener en sus cargos a funcionarios que son incapaces para este trabajo, que no resuelvan, pero, sobre todo, que no presenten planes, proyectos o estrategias y que toda la carga se la dejen a la gobernadora, quien es finalmente, es la que siempre sale a dar la cara….

*Abogado integrante de la AECHIH

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.