domingo, agosto 14, 2022

Cultura

Cineteca Nacional Chihuahua invita a cambiar de perspectiva con “Jim y el Durazno Gigante”

Esta cinta animada se presenta hoy a las 11 de la mañana en las instalaciones de la Cineteca Chihuahua, en el segundo piso de la Plaza Cultural Los Laureles (Avenida Universidad S/N, Magisterial Universidad) antes conocido como CIDECh. Al entrar se ven las dos salas principales, a un lado están las referencias del pasillo, sube al segundo piso y encontrarás este espacio para disfrutar de las películas del segundo ciclo de cine de la Cineteca Chihuahua que ofrecerá una programación especial del 30 de abril al 7 de mayo, para niñas y niños, en el marco de los festejos por el “Día de la Niñez”.

Para saber más de la programación de Cineteca Chihuahua se puede visitar:

https://www.facebook.com/CinetecaChihuahua

Para hablar de esta cinta estoy usando información de críticos de tomatazos.com y por Samuel Lagunas en correcamara.com.mx.

“Jim y el Durazno Gigante”  es una película de animación Stop Motion del año 1996, dirigida por Henry Selick y producida por Tim Burton, está basada en el libro del autor Roald Dahl , mismo que ha sido la inspiración de muchos cineastas y artistas en los últimos tiempos.

Como varios de los libros para niños de Roald Dahl (a los que a veces en Hollywood les alteraban los finales para hacerlos más light), Jim y el Durazno Gigante tiene una historia trágica como punto de partida: Jim es un niño huérfano de 7 años, cuyos papás fueron comidos por un rinoceronte; por esta razón se ve obligado a vivir con dos desagradables tías que lo tratan como esclavo. Todo cambia cuando un extraño le da unas “lenguas de cocodrilo”, que hacen crecer desmesuradamente un durazno en el jardín.

En esta primera parte, la película transcurre en imagen real hasta que Jim, el protagonista entra en el durazno gigante que se convierte en animación. Dentro de éste conocerá a nuevos amigos y emprenderá una aventura épica, donde vemos pasajes clásicos del viaje del héroe, esquema que se repite en todas las culturas del mundo y en el cine en la actualidad. El rinoceronte se convierte en el símbolo de sus miedos y obstáculos a vencer, como el dragón lo es en muchas de las mitologías del mundo. 

Jim, es ahora un ser de plastilina (animado con la técnica del stop motion). también sus nuevos amigos, los insectos gigantes que viven al interior del durazno. Con ellos, Jim superará sus miedos y, sobre todo, volverá a creer en sí mismo recordando aquella enseñanza paterna: cuando el mundo se te cierra, lo único que necesitas es un cambio de perspectiva. 

En el viaje en el durazno gigante, movido por gaviotas (antecesoras de los globos que hacen volar la casa del refunfuñón Carl en “Up: una aventura de altura” a través de todo el Atlántico hasta llegar, sí, al mismo sitio donde el mundo conoció al King Kong de 1933: la antena del Empire State. Desde ahí, el Jim de carne y hueso, en compañía de sus amigos animados, enfrentará a sus engorrosas tías mientras que la población neoyorquina y el público (re)descubrirá la fuerza de la imaginación y decidirá darle acogida a él y a los enormes insectos. Jim, viviendo ahora en el corazón del durazno, se encargará incansablemente de recordarles a los niños de Nueva York precisamente eso: los pequeños obstáculos, y los grandes, de la vida cotidiana requieren que alimentemos nuestra fantasía ya que es sólo ella la que nos permite el añorado cambio de perspectiva.

La técnica de animación en Stop Motion se remonta a los orígenes del cine, y desde entonces no ha dejado de sorprendernos, evolucionando y contando historias de una manera que se podría considerar un lenguaje propio. Jim y el Durazno Gigante es un excelente ejemplo de cuando esta técnica alcanzó sus grados más altos de perfección técnica, al menos en la década de 1990.

Esta película es una obra maestra de su tiempo que fue un fracaso en taquilla; afortunadamente, la crítica fue bastante justa con ella, y supo reconocer su valor desde entonces. El reparto está conformado por Paul Terry (Jim), Simon Callow (Saltamontes), Richard Dreyfuss (Ciempiés), Jane Leeves (Mariquita), Susan Sarandon (Araña) y David Thewlis (Lombriz).