miércoles, julio 06, 2022

Deportes

Con Copa Árabe, Qatar se declara listo para el Mundial de futbol 2022

Con todos sus estadios listos y afinando los últimos detalles de la infraestructura, hoy el país cierra la Copa Árabe y empieza la cuenta regresiva para su Mundial

Al viaje cada vez le falta menos. Es más, parece que ya ni siquiera es necesario apretar el paso, sino simplemente seguir caminando. A la cuenta de un año ya se le puede ir quitando un mes completo; incluso, en esta misma fecha, pero ya en 2022, todo esto quedará guardado en el recuerdo.

Habrá un campeón del mundo y Qatar ya podrá sumarse a la lista de los países que han organizado el Mundial al menos una vez en la historia.

La última prueba concluirá este mismo día en el estadio Al-Bayt. El torneo que la FIFA rescató ante la desaparición de la Confederaciones ha cumplido su cometido. La Copa Árabe tuvo su trascendencia pensando en el futuro mundialista que viendo su propio presente. Cuando se hable de esta edición, quizá solo se recuerde que fue el

Es más, ya sin la urgencia de FIFA, quizá vuelva a la intermitencia que lo ha caracterizado. La Copa Árabe más importante de la historia –no por su resultado, sino por su funcionalidad– termina su tarea de laboratorio.

Qatar, un paso adelante La prueba demostró que el invierno catarí es benevolente. Durante el día las temperaturas nunca pasaron de los 28 grados y por las noches –a eso de las 17 horas, cuando ya se oculta el sol– el frío llega a ser muy perceptible. Buenas noticas para justificar el cambio en el calendario.

Y es que al final de cuentas el clima nunca pudo ser un pretexto. En Qatar 2022 se abrazaron de la tecnología y la sustentabilidad para producir su propio pasto que se resistiera al desierto; al mismo tiempo lograron dominar la temperatura de los estadios para expulsar al calor de las gradas.

Sí, Qatar fue rápido y certero. Ante las críticas generadas por su nominación, este anfitrión respondió con trabajo. Un año antes ya tiene todos sus estadios terminados y sus líneas de metro apantallan a cualquiera. Será un Mundial de traslados cortos y muy centralizado. La oportunidad perfecta para los que quieran ver más de un juego en vivo al día. Incluso, el proyecto dicta que no habrá infraestructura desperdiciada.

Una de sus ocho sedes se desmantelará y a otras seis se les reducirá el aforo a la mitad. No necesitan estadios colosales, solo prácticos y modernos. Aquí también hay pasión El conductor del taxi quiere romper el hielo. “estuvo muy bueno el juego de anoche”, suelta sin reparo. “Sí, Catar parecía que podía remontar”, le responde su interlocutor. No es para menos, el miércoles Al-Thumama le demostró al mundo que el pueblo árabe también se apasiona con el futbol.