20 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Consulta Popular 2021: Quimera, sinrazón, insensata, innecesaria y costosa

3 min read
Opinión.

La baja participación en la -innecesaria- Consulta Popular 2021 dada a conocer por el INE es el reflejo de una quimera, la sinrazón y la insensatez de quien la impulsó.

La quimera, consiste en el hecho de que solo en la imaginación podía caber la posibilidad de que la participación total en la consulta popular sería, al menos, del 40 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores. Es decir, que la participación fuera solo un doce por ciento menos de la que ocurrió en las elecciones intermedias del pasado 6 de junio; porcentajes de participación que, en términos reales, eran imposibles de lograr.

La sinrazón, radica en que, en términos reales, se trató de una acción hecha contra justicia y fuera de lo razonable o debido. Esto, dado que la idea inicial del Presidente López Obrador, y con la que logró influenciar al “pueblo bueno y sabio”, atentaba descaradamente contra el derecho de acceso a la justicia en igualdad de condiciones consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Luego, con la pregunta para consulta reformulada por la SCJN, la sinrazón se agravó porque lo justo, lo razonable y lo debido quedaron “a la buena de Dios”.

Lo insensato, reside principalmente en que el presidente López Obrador haya pensado que era buena idea consultarnos si estábamos o no de acuerdo con que aplicara la ley; y esa, sin duda alguna, fue una idea imprudente, desquiciada y con muy poco juicio.

Lo innecesario ya lo expliqué en mi artículo de la semana pasada; sin embargo, a modo de refuerzo, no está de más compartir lo recientemente expresado por el mismísimo presidente Andrés Manuel López Obrador: “La autoridad tiene el derecho de actuar cuando se trata de asuntos judiciales, siempre y cuando hay pruebas y elementos”. Entonces por eso, y a pesar de que los resultados de la consulta no son vinculantes, “no descarta la posibilidad de que haya juicios”. Al respecto, solo es necesario aclararle al Presidente que no es que la autoridad tenga el “derecho” a actuar, es que la autoridad tiene la “obligación” de actuar cuando hay pruebas y elementos, y eso es algo que -en definitiva- no ameritaba ser consultado.

El caso es que la quimera, la sinrazón y la insensatez que motivaron y caracterizaron la ya histórica (por varios motivos) e innecesaria primera consulta popular nacional nos costó la módica cantidad de 528 millones de pesos ya “con descuento” (por aquello de la austeridad republicana). Y como bien lo dijo Séneca: lo innecesario, aunque cueste un solo céntimo, es caro.

En esta ocasión, concluyo parafraseando lo dicho alguna vez por el escritor español, Carlos Ruiz Zafón: Solo los insensatos se empeñan en defender su sinrazón para salvaguardar su existencia de quimeras.
– – – – – –
P. D. Es justo y necesario reconocer el compromiso y la impecable labor realizada por el INE. De ahí que, en términos de organización, difusión y puesta en marcha, la consulta haya sido un éxito.

Aída María Holguín Baeza
laecita.wordpress.com
laecita@gmail.com

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.