4 diciembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

De adicto a ADICTO. Machismo desbordado

11 min read
Ernesto Salayandía García.

Perfil del macho

Es un tipo enfermo emocional y mental, autoritario, tajante, déspota, indiferente, agresivo, vengativo, orgulloso, narcisista en toda la extensión de la palabra, por demás, neurótico, mecha corta, explosivo, bipolar, inmaduro, inestable, misógino, es raro, distante, aislado, apático, frio y sus actitudes como su cuadrada manera de pensar, daña severamente a sus hijos y esposa, el que siembra vientos, cosecha tempestades, con el tiempo, convierte a todas las personas que le rodean en unos perfectos neuróticos empedernidos, es ahí, donde nace y se hace un hogar disfuncional, es el origen de la enfermedad emocional que habrá de manifestarse en depresión, adicciones a sustancias y a conductas toxicas, el macho, es celoso enfermo y da una pésima escuela de ello a sus hijos, en esta palpable decadencia de la sociedad, el machismo es un poderoso combustible que la impulsa.- ¿ Sabes de lo que estoy hablando?-

Lo que genera el machismo

Para empezar una pésima relación de pareja, convierte el hogar,  en un ring, en un costal de perros y gatos, se estable una guerra de vanidades, se pelean por todo y por nada, ambos, él y ella,  forman una relación híper enferma llena de conductas toxicas, violencia, hostigamiento y propiamente viven en un infierno, en el macho, no existe ni una pizcacha de humildad, ni prudencia, carece de sano juicio, de empatía y sobre todo de honestidad, no acepta, ni reconoce el cumulo de defectos de carácter, vive una vida, sin ética ni valores y se cree no solo el dueño de la verdad, sino el amo y señor de su mujer, la codependencia, que es una enfermedad progresiva, incurable y mortal,  se adueña del presente y del futuro de este hogar disfuncional, el macho, como el valiente, llega hasta donde el cobarde lo permite, por desgracia pueden pasar 20, 30 0 50 años y la mujer no toma las decisiones de poner límites.- El hilo se revienta por lo más delgado.- A veces.-

Mal de muchos….

Veo un panorama muy triste en un buen número de parejas de novios que viven la incertidumbre de un camino incierto, que no reconocen sus limitantes, ni aceptan  su enfermedad emocional, desconocen por completo lo que es codependencia, no saben lo que significan las relaciones toxicas, pero las viven a cada segundo, son ellos, los protagonistas de la decadencia de la vida sana en pareja, son víctima de la crueldad y fieles testigos, de la muerte del amor, estos novios, niños inmaduros, enfermos, ahora de adultos, no conformes con el infierno que viven en pareja, deciden casarse y en automático se empinan al barranco, las tormentas van a ser intensas, interminables, el cuento de nunca acabar, hasta que llegue el rompimiento y el odio, el cumulo de resentimientos y amarguras por una pésima relación de pareja,  por demás toxicas, generando la lluvia de culpas que se echan el uno al otro, pocos son, los que con toda honestidad, hacen su rebanada del pastel, ha sido lo más cómodo y fácil, lavarse las manos, culpando al otro.

Macho menos

Este texto, tiene el espíritu de prevenir el desastre, caer en el rotundo fracaso, aunque comprendo, que el que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe, manejo diversos temas y argumentos. de reflexión, los que estimo, pueden informar , orientar y concientizar a cualquier persona, sobre esta terrible enfermedad emocional, que es la codependencia, el machismo  y todos sus derivados, características y códigos equivocados, que han arruinado la vida en pareja, pero sobre todo, esta neurótica relación matrimonial, ha herido a seres inocentes los ha marcado de por vida, el daño es irreversible y este es el origen de todos los problemas emocionales que tenemos, como adicciones, suicidios, ingobernabilidad, depresión, deserción escolar y otros tantos, los sicarios, como los drogadictos, los malhechores, nacen y se hacen en casa, el origen, los hogares disfuncionales, generados por parejas toxicas.

No tiene la culpa el indio…

La conocí en mi estudio,  Violeta, una joven mujer de 20 años, recién casada y aferrada a que su marido cambiara.- Ernesto.- Me decía.- Son demasiados problemas, no lo soporto, nomás de verlo, me pongo de malas, me da café cargado.- ¿Lo amas?.- Le pregunte.- La verdad no sé, lo odio, odio la manera en cómo me trata, su forma de ser, el cómo me habla y me hace sentir mal, sentirme que la de la culpa del problema soy yo.- Si él fue el que me engaño Ernesto.- No fui yo.- me dice que estoy muy gorda, que no me arreglo, me echa en cara a mi familia, que tengo mamitis, que soy una fodonga, buena para nada, además de inútil, soy una mantenida, lo peor, es que todo lo que me dice, me lo creo, me deprimo y me hundo en mis problemas.- ¿Qué hago?.-

Árbol que nace torcido….

Un buen número de noviazgos atraviesan por una severa crisis, viven en pleno conflicto, fomentan, una relación, que en lugar de ser hermosa y placentera, es destructiva, por demás enfermiza, toxica y ambos caen en la rutina, se acostumbran al mal trato, al hostigamiento, a las agresiones y a la tensión neurótica que genera la codependencia, ellos, sin saberlo, cometen sendos errores cuyas consecuencias se reflejan en el fracaso total como pareja, al final, creyendo en el amor, caen en el enamoramiento,.- enamora-miento.- y esta relación de máscaras e hipocresías se revienta por lo más delgado, son muy frágiles los lazos donde sobresale la inmadurez, las mentiras, la mala comunicación, el no saber hablar, sobresale, la falta de respeto, el lenguaje con groserías y vulgar que en muchos casos se usa, hay un cumulo de patrones de conducta de ambos y de la familia, adicta a meterse en lo que no les importa, más los expertos asesores, amistades que mal aconsejan y al final, truenan como espárragos, lo lamentable, es que estos novios ficticios, se casan, forman un “hogar” por favor léase entre comillas y tarde que temprano, ya con hijos, dos o tres, deciden divorciarse y la historia de esta sociedad, se escribe con tinta sangre en los hogares disfuncionales, de ahí, nacen y se hacen los drogadictos, sicarios, corruptos, maniaco deprimidos,  ineptos y surgen todos los virus que contaminan a la comunidad en general, hay, de cada diez matrimonios, siete divorcios, los hijos, repiten la escuela de los padres y por ende, también fracasan en sus relaciones de pareja y en este texto, que escribo, en mi libro, Macho, menos,  deseo aportar mi propia experiencia, mis conocimientos y trabajos de investigación, no soy psicólogo, ni  psiquiatra, soy un periodista que se ha especializado en las emociones y un enfermo alcohólico y adicto en recuperación que da su testimonio de vida, aceptando y reconociendo sus defectos de carácter y amargas vivencias, solo por hoy, Gracias a Dios, superadas.-

Tanto tiene la culpa, el que mata la vaca como el que le amarra la pata

Un grave error que he cometido, es justificar mis conductas toxicas, un pretexto para todo, ver la espiga en el ojo ajeno, mas no la viga en el propio, busque con lupa los errores de mi mujer, se me dio con facilidad, siempre, encontrar el punto negro en la hoja blanca, me lave las manos y me creí arruinamiento lo que yo pensaba, sé que actuaba equivocadamente por mis egos, mi machismo y mi cultura, no aceptaba la rebanada del pastel que me correspondía y se, que es más fácil, culpar, echar en cara las fallas, los errores, que reconocer los propios, tengo un pensamiento toxico y en consecuencia, yo atraigo las malas vibras, soy un imán para captar las malas vibras de otros y fundirme en un crisol emocional, no se manejar mis emociones, no tengo una estructura y carezco de lo que se le llama inteligencia emocional.- Humildad.-  Soy él bebe eterno.- Inmaduro, hasta las cachas.-  Ciego, sordo y mudo.-

         El mejor negocio del mundo

Comprar a un macho típico mexicano, en lo que vale, un cacahuate, y venderlo en lo que él cree que vale.-

Una definición del machismo, es sentirse superior en todos los sentidos a la mujer, en creerse el dueño de la verdad y la razón, en sentirse merecedor, con derecho a insultar, denigrar, desprestigiar, intimidar, agredir, hostigar y desintegrar.-  Machismo es una forma de sexismo en la que se discrimina y menosprecia a la mujer considerándola inferior al hombre. El machismo está fundado en ideas preconcebidas y estereotipos, fuertemente influenciados por el entorno social. El machismo tiene la idea que la mentalidad de que la mujer debe tener una actitud de sumisión hacia el hombre se manifiesta de diferentes maneras, por ejemplo, con actitudes y comportamientos de menosprecio, control. En algunas ocasiones, se manifiesta en agresiones físicas y psicológicas y se conoce como violencia de género. El machismo es analizado en diferentes disciplinas como la Psicología y la Antropología. En sociedades patriarcales, la sociedad se organiza de tal manera que el hombre ejerce su poder sobre la mujer en distintos ámbitos (por ejemplo, en la política, la economía o la familia). Sin embargo, en las sociedades que no se consideran patriarcales también existe machismo y en función de la forma en que éste se manifiesta se habla en ocasiones de machismo encubierto.

El machismo a todo su apogeo

Yo lo viví y lo he vivido, a veces, lo sigo viviendo, es, un verdadero infierno vivir a lado de un borracho, activo o seco, que es meramente lo mismo, es  la descarga emocional a cada instante, el cumulo de insultos, los retos, la violencia expresa, las amenazas,  las agresiones, el hostigamiento, los interrogatorios, el echar culpas, los golpes emocionales, a veces físicos, las actitudes infantiles, la cerrazón al bajar la cortina de la comunicación,  el no hablar por días enteros,  el provocar, el ridiculizar, devaluar, comparar, humillar, vaya, todos estos ingredientes de una relación de pareja dispareja, de una relación toxica, los conozco a la perfección, de ahí vengo,  envidiosos, chismosos, cobardes lenguas de hacha, narcisistas,  hipócritas, que tiran la piedra y esconden la mano, enfermos, infantiles, metiches, llenos de miserias espirituales,  sombras, farol de la calle y obscuridad de la casa, hijos de mami,   por ello, hoy tengo que acordarme que   yo soy el promotor, el director de la orquesta en este convivio enfermo, en este trato que le doy a mi esposa , no quiero aceptar  por mi falso orgullo, por mi soberbia, por mi negación y en mi caso,  no solo es un problema de alcohol y drogas, es mucho más complejo, la esposa de un alcohólico, de un neurótico,  un enfermo emocional  engañifa, infantil, como yo,  ella, está hecha de una madera especial, resistente a todo con sobrada tolerancia, bueno eso creo, he vivido con mi mujer, 30 años de novios,  29 de casados, hace poco, una señora me reclamo, oiga, me dijo:-  ¿ Porque no escribe un artículo sobre los daños, físicos, mentales, emocionales, económicos, morales, que un alcohólico, le causa a su esposa?-  le respondí, lo he escrito mil veces, que no lo hayas leído, es otra cosa,  cuando iba a empezar a descargar sus resentimientos,  le comente.- Él ha llegado hasta donde tú lo has permitido, tienes el remedio y el trapito,…. ¿Qué haces ahí?-  Jirafa con jirafa…Codependencia pura.-. Se quedó callada, que fácil es criticar, hablar por hablar.- Ve la espiga en el ojo ajeno, más no la viga en el propio.-

El que por su gusto muere…

Hace algunos ayeres, muchos, allá en mi Parral, Chihuahua, México,  la tierra que me vio nacer, recuerdo que me papa, Don Domingo Salayandía Nájera, periodista ejemplar, pionero de la radio de Chihuahua, era el Presidente del Comité Organizador de las fiestas del pueblo,  yo iba tomado de su mano, mientras el hacia un recorrido por los puestos, los juegos mecánicos,  platicaba con medio mundo, de repente, lo tengo muy grabado, una mujer gritaba, lloraba.- ¡Ya no me pegues!.- y el hombre le daba tremendas cachetadas, patadas y empujones.,- Mi padre, con ese espíritu justiciero, se acercó al tipo y lo separo de ella.- ¿Oiga, que le pasa?,  A una mujer no se le pega.- El tipo, conocía a mi padre,  mantuvo resistencia, mientras que le mujer golpeada, le dijo a don Domingo.- A usted que le importa, si me pega o no, para eso es mi hombre.- Así que no se meta.- Mi padre sonrió entre sí, nos dimos media vuelta y lo que me dijo.- El que por su gusto muere…. Hasta la muerte le sabe.-

El hombre llega hasta donde la mujer lo permite

Bien dice otro dicho y dice bien.- Siempre hay un roto para un descosido.- En este mundo de la codependencia, de las parejas disparejas, de las relaciones enfermizas, por demás destructivas, la enfermedad, ocasiona que se cometan serios errores, hay infinidad de mujeres golpeadas físicamente, les han dado una y otra tranquiza, las tratan con la punta del pie, las llenas de insultos, golpeadas emocionalmente,  las devalúan, las ridiculizan, no les dan su lugar, por si fuera poco, les ponen el cuerno, se burlan de ellas, les roban su dinero, las usan, las explotan y liego las botan como ropa vieja o las usan de objetos.- Úsese y tírese.- Tristemente, a pesar del mal trato, de la violencia y las agresiones emocionales, del daño mental y sicológico, ellas, algunas, se tiran al suelo cuando su pareja las manda a volar, se van con la amante ,  se echan la culpa.- Me engaño porque estoy gorda.- Me pego porque yo me lo busque.- Siempre está de malas por mi culpa.- Algún día lo voy a cambiar, yo voy a cambiarlo y entonces seremos  muy felices.- La víctima se convierte en victimaria, pierde su autoestima y su esencia, la violencia contra la mujer, tiene que ver con el sarcasmo, los apodos, el arremedar a la persona, incluso, se agrede con la mirada y el lenguaje corporal, no nada más son golpes.- Este  tipo de macho, tiene mamitis, pegado siempre a las faldas de su mamá  ¿ Conoces a alguien así?- ¿ Tu eres así? Gracias por leerme, más por escribir ernestosalayandia@gmailc.com 614 256 86 20 – https://www.youtube.com/watch?v=h7DOOMxKewM

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.