26 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

El patrimonio paleontológico, un patrimonio de la humanidad en Chihuahua INAH

3 min read
Viviana Mendoza.

El viernes 24 de septiembre se realizó la primera parte del “VII Taller de periodismo y patrimonio cultural en Chihuahua” organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia en el Poliforum de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Chihuahua dedicado en esta ocasión a la Paleontología.

Enrique Chacón Soria, investigador del Centro INAH Chihuahua explicó que actualmente la Paleontología en México se practica en distintas universidades, institutos y museos. De acuerdo con el decreto presidencial de 1985 donde se reforma la Ley Orgánica del Instituto Nacional de Antropología e Historia, así como el decreto de 1986, donde se reforma la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, con la adición del artículo 28bis, es el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) el encargado de la protección y conservación del patrimonio paleontológico, denominado también patrimonio universal.

El reto está en dar a conocer estas leyes, aplicarlas y que las comunidades valoren las piezas tanto arqueológicas (las relacionadas con la cultura humana) y paleontológicas (cuestiones biológicas) porque son la historia de nuestra existencia y cada descubrimiento puede generar cambios de nuestra perspectiva.

Hay un gran problema porque varios de los descubrimientos requieren de tiempo para estudiarse, es posible que se dañen durante el proceso de reconocimiento (les ha pasado) y quedan expuestas al saqueo y al daño que les generan situaciones ambientales como tormentas y erosión. Por lo que poder tener un espacio donde se pueda realizar la investigación “in situ” y facilitar a las comunidades el conocimiento es una forma de mejorar esa situación.

Chihuahua, distinguido como una región importante en especies de vertebrados e invertebrados fósiles en México, nos revela que la pasión por los dinosaurios y los mamuts, así como el encanto por los fósiles marinos, en un lugar donde antes fue mar, (le mar de Tetis) es real; basta con observar los museos y centros culturales que albergan colecciones de esos ejemplares.

La mayoría de los fósiles localizados son marinos y corresponden a animales invertebrados: diversas especies de conchas, caracoles y ammonites. Sus antigüedades van de los 70 a los 95 millones de años. Se encuentran entre los sedimentos excavados desde Aldama y se hacen más representativos conforme se avanza a Ojinaga.

En una de las áreas con fósiles dentro del municipio de Aldama, hacia el centro del estado, se descubrieron fragmentos del metatarso de un dinosaurio de la especie hadrosaurio y cerca de los huesos, madera fosilizada. Ambos son de la misma antigüedad que los especímenes marinos: es muy probable que la madera y los restos óseos de hadrosaurio correspondan a un paleoambiente de playa o delta.

“La mayoría de los hallazgos de fauna pleistocénica han ocurrido en el norte, oeste y suroeste del estado: en la población de Villa Ahumada y en los municipios de Juárez, Casas Grandes, Cuauhtémoc y Parral, pero no en el desierto, por lo que el descubrimiento señala que la extensión donde se movió esta fauna fue mayor a lo que se consideraba”.

Ahí inicia la experiencia del Rancho Don Chuy, llamado así en honor del abuelo del abogado Abraham Gutiérrez nos guio tanto en la plática del viernes como en el recorrido del espacio que está identificado como una de las primeras localidades paleontológicas formales ya registradas y donde se han hecho investigaciones y que esperan, como comentó el director del Centro INAH Chihuahua, Jorge Carrera Robles, quien avisó que el proceso para la designación del sitio es un proceso de años y colaboración interdisciplinaria.

Es importante tomar en cuenta que ir a conocer el rancho “Don Chuy” es prepararse a una exploración de sitio y no una visita a un museo tradicional. Hay que estar dispuestos a recorrer caminos de terracería (30 kilómetros) antes de comenzar con el recorrido a pie donde mostrarán los puntos donde se pueden encontrar tanto fósiles de árboles petrificados, conchas, señas del recorrido de otros invertebrados, como colmillos y huesos de dinosaurios.

También se puede disfrutar de ecoturismo y observación astronómica, pudiendo encontrar meteoritos detectables por la carga magnética de la piedra.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.