lunes, julio 04, 2022

Buzón

Empieza ya

Cuando bajamos los brazos, cuando nos damos por vencidos, cuando tenemos esa capacidad natural de ver solo lo malo que ha sucedido en nuestras vidas, volvemos a estar en cero, retrocedemos mentalmente.

Y en ese preciso lugar nos preguntamos ¿Por qué a mí? Y somos capaces de cuestionarnos la vida misma, como si todo lo sucedido hubiera sido malo, como si no fuera un regalo del cielo estar vivo cada mañana.

Entonces comenzamos a buscar responsables de nuestra situación y es en ese preciso momento en que hacemos responsable a Dios, que tiene la culpa de todos nuestros males . Y así volvemos a todas nuestras equivocaciones pasadas y la vida nos encuentra castigándonos diariamente, porque la culpa trae de regalo siempre el “no merezco”, entonces no merezco nada bueno por eso lo bueno me dura poco y así de ser creadores de nuestra propia realidad volvemos mil pasos atrás y creamos nuestra propia desgracia, porque somos capaces de crear exactamente lo que creemos que merecemos, ni más ni menos lo que merecemos.

Y como no merecemos más que sufrimiento y dolor por la culpa que cargamos como una mochila pesada que no nos permite ni caminar, eso es lo que tenemos en nuestra realidad.
La buena noticia es que tenemos la capacidad maravillosa de caer y levantarnos mil veces, que tenemos la capacidad de perdonarnos y comenzar de cero a construir una realidad más hermosa y sin castigo.
Pedir perdón, perdonarnos, buscar soluciones y no seguir dando vueltas y vueltas en los problemas que nos atan solo a eso que no queremos, es la salida.
Cambiar el punto de atención, volver a hacer eso que nos hace sentir bien, replantearnos que es lo que realmente queremos una y mil veces hasta tener una razón más poderosa que la culpa para salir adelante.
¿Quieres comenzar de cero? Porque siempre es un buen comienzo y nunca es tarde para eso, nunca es tarde para un nuevo comienzo, nunca es tarde para parar las rotativas reordenarnos y comenzar a andar nuevamente.
Para, aunque el mundo se caiga a tu alrededor, busca en tu interior las razones por las que necesitas cambiar, busca en tu interior una vez más esos sueños dormidos que algún día querías conseguir y pregúntate ¿Por qué no ahora?
No es tarde para un nuevo comienzo, siéntate tranquilo con papel y lápiz a escribir las cosas que realmente quieres en tu vida, tenlas presentes, léela día y noche, ellas te ayudarán a levantarte cada mañana, no olvides “El que no sabe a donde va, no llega a ninguna parte. Y dale la bienvenida a tu vida a un nuevo comienzo, y comienza por invitar a tu diario vivir lo que realmente quieres y eso es lo que vivirás cada día.