21 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Entendimiento no encarcelamiento

5 min read
Opinión.

Por allá en los años cincuenta y sesenta del Siglo XX, ante los graves problemas que se estaban viviendo y soportando por parte de los trabajadores de la ciudad y del campo: maestros, estudiantes, médicos, ferrocarrileros, empleados del servicio postal…; ejidatarios y comuneros, hombres y mujeres sin tierra solicitantes de nuevos centros de población agrícola, colonos, familias solicitantes de un terreno urbano para construir sus viviendas… Surgieron por todo el país y aquí en nuestro extenso estado de Chihuahua, personajes que se comprometieron como activistas sociales, como luchadores o líderes sociales para encabezar la exigencia, la demanda legal y legítima a los gobiernos en turno, para la solución de tan caras y sentidas necesidades.

Tales fueron los casos, en el ámbito nacional de: Rubén Jaramillo, Valentín Campa, Demetrio Vallejo, Heberto Castillo, David Alfaro Siqueiros, Filomeno Mata, Ramón Danzós Palomino, Lucio Cabañas, Genaro Vázquez, Othón Salazar, Pablo Alvarado; y tantos y tantos más, con no menos méritos, que escapan a mi octogenaria memoria.

Y aquí, en nuestra entidad federativa, todavía, en estos momentos, con serias carencias socioeconómicas, políticas y educativo-culturales, quizá igual o peores –relativamente hablando– que las de aquellos años cincuenta y sesenta del S. XX, saltaron a la palestra, en defensa de los desprotegidos, de los más fregados, principalmente del medio rural: Francisco Luján Adame, Álvaro Ríos, Salustio González, Judith Reyes Hernández, Pablo Gómez Ramírez, Arturo Gámiz, Secundino López, José Viezcas Ruíz, Isaías Orozco Gómez, Félix Guzmán, Reynaldo Rosas, Oscar Ayala, Antonio Becerra, Guillermo Rodríguez Ford, Hilario Cardona…

Pléyade de adalides subversivos, todos ellos de probada militancia en las muy perseguidas filas de izquierda, muy conscientes de lo que les esperaba a ellos y a sus familias, a lo que se exponían,  al decidirse marchar a la vanguardia en la lucha de la clase trabajadora por la reivindicación de sus legales y justas demandas; que a cual más a cual menos, enfrentaron al régimen antidemocrático en turno y afrontaron diversas peripecias: negación de los derechos constitucionales de asociación, reunión y de petición, permanente vigilancia y espionaje, ceses temporales o definitivos en sus trabajos, congelamiento en sus salarios y ascensos laborales, encarcelamientos hasta por años, quema de sus casas y de sus  modestos vehículos, secuestros e incomunicados por parte del ejército, policía federal y estatales, desapariciones, entrega de sus vidas en la lucha armada contra los caciques regionales, apoyados por las guardias blancas, acordada y el propio ejército, muerte civil. En fin, represión sistemática.

Empero, ellos y demás luchadores sociales en el anonimato, tenían bien claro el dicho popular “A RAJARSE A SU TIERRA”, que era todo un acicate que los impulsaba a seguir peleando con mayor ahínco. Pero, sobre todo, tenían bien definido y a conciencia, el gran reto de todo personaje que lidera al pueblo: “QUIEN SE METE A REDENTOR SALE SACRIFICADO”.  

Realidad, que indudablemente, hace tiempo que está presente en dos líderes agropecuarios que abierta y directamente encabezaron el reciente conflicto por el agua de las presas La Boquilla y la Francisco I. Madero o Las Vírgenes  (Sobresalientemente el Sistema de Riego 005) en la región centro-sur: ingenieros Andrés Valles Valles y Salvador Alcántar.

Andrés Valles Valles, detenido por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) desde el pasado 22 de julio; mientras que Salvador Alcántar, tiene suspendidos sus sueldos como catedrático jubilado de la UACh.

Por supuesto que a la ciudadanía en general, no le acaba de convencer que la solución a tal conflicto local, nacional e internacional, sea el tener presos desde el año pasado a los tres agricultores de La Cruz, vincular a proceso a Andrés Valles Valles, y tener “encapillado” a Salvador Alcántar. En todo caso, y sin que esto deba ser así, habría que vincular también a proceso a los AUTORES INTELECTUALES identificados a estas alturas por el común de la gente.

Lo que lleva, entonces, a establecer una SALIDA POLÍTICA, como bien lo plantea el respetable coordinador operativo de Unión Campesina Democrática (UCD), Jesús Emiliano García, quien ante la persistencia del conflicto, sugiere que: “Los jueces deben de retomar el asunto de la lucha por el agua, dándole una salida política por medio del diálogo”. (De la Redacción/ El Diario/ Martes 3/ agosto 2021).

Ante tan atinado planteamiento, se impone parafrasear al ciudadano Presidente de la República, en lo que hasta hoy por hoy, sigue sosteniendo en relación con el crimen organizado: ABRAZOS NO BALAZOS,  por: DIÁLOGO Y ENTENDIMIENTO NO ENCARCELAMIENTO.

En ese orden de ideas, la señora Martha Holguín, esposa de Andrés Valles, expuso: “Propongo que lleguemos a una recomposición del tejido social, a un consenso y vivir en paz […] que se llegue a un acuerdo en el sentido de que no haya más detenciones por el conflicto del agua, y que en el mejor de los casos, se le permita llevar su proceso en libertad”.

Por otra parte, no se comparte la idea de la vinculación a proceso por  “revancha”. DURA LEX, SED LEX (“La ley es dura, pero es la ley”). Hecho que el propio abogado de Andrés Valles, Julio Medina, acepta, pues en declaraciones hechas a El Diario, afirmó que: “Respecto a las medidas cautelares impuestas a su cliente indicó el delito de robo sí amerita la prisión preventiva pero el de motín no y eso podría darle algunos beneficios”. (Salud Ochoa/ El Diario/ Miércoles 4 de agosto/ 2021).

Dos cuestiones más: Chihuahua cuenta con 61 acuíferos, 19 con déficit y 15 sobreexplotados; tiene siete distritos de riego y desde hace 25 años arrastra  el serio problema de la concesión de pozos. Por lo que más vale el diálogo y entendimiento permanente entre todas las partes directa e indirectamente involucradas; Y:

La muy baja participación (que no fracaso)  de la votación del domingo 1 de agosto, indudablemente, fue por lo aquí narrado.   

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.