25 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Gobernabilidad y corrupción dos temas para Maru Campos

4 min read
Ernesto Avilés Mercado*.

Hablando y escribiendo

Una de las grandes acciones que se han tenido en la Presidencia Municipal de Chihuahua, para lograr consolidar los avances en materia de urbanización y justicia social, con más becas para estudiantes y apoyos directos para las personas que menos tienen, un control más estricto en el gasto y una presencia más confiable de la seguridad preventiva con la policía Municipal, ha sido la continuidad en las acciones de Gobierno, derivadas de un proyecto construído a partir de intereses en común, donde todos hemos formado parte y todos hemos tenido oportunidad de enriquecer.

El tercer informe de administración municipal, presentado el jueves pasado por parte de la jefa de la comuna, María Angélica Granados Tres Palacios, da cuenta pormenorizada de las acciones realizadas y del compromiso que se ha tenido para la continuidad de los proyectos que requiere la ciudad.

La presencia en el evento de la hoy Gobernadora Electa Maru Campos, no solo confirma la relación que existe entre ellas, sino también del compromiso que se mantiene para que a partir del proximo 8 de Septiembre, se incie una nueva etapa en el vida de Chihuahua, donde el proyecto que se creo para la ciudad, pueda construirse en toda la entidad.

En contraste, como se esperaba, la administración de Javier Corral al frente del gobierno de Chihuahua, ha resultado poco menos que desastrosa; tan solo en materia económica las cifras entregadas al equipo de transición, no concuerdan con las que se manejan todavía por parte del secretario de Hacienda Arturo Fuentes Vélez, quien al tratar de mejorar la escenografía financiera del Estado, dando a conocer cifras y datos del todo irreales, ofende la inteligencia de quienes lo escuchan.

La carta abierta que supuestamente enviara el ex gobernador Cesar Duarte a Javier Corral, donde además de epítetos relacionados con su holgazanería demostrada en el ejercicio del cargo, revela una supuesta relación de complicidad entre uno de los líderes de la delincuencia organizada que opera en la zona serrana del Estado y dos de los colaboradores del gobernador más cercanos que sirvieron de enlace para concretizar acuerdos.

Como si no fuera suficiente, se dio a conocer que por meritos propios, Álvaro Serrano, exdirector de la Agencia Estatal de Investigación, se encuentra en calidad de prófugo de la justicia, una vez que elementos de la fiscalía general de la República se presentaron en su oficina para hacer efectiva una orden de aprehension, derivada de la muerte de 43 personas en hechos ocurridos el 22 de mayo del año 2015.

A esto se debe de incorporar el desempeño de Hugo Mendoza, quien manteniendose de bajo perfil, logró amazar una gran fortuna que pudo llevarse del Estado cuando se dio de baja, pero que durante el quinquenio, fue quien recibiera las cuotas que se recibían por parte de las bandas criminales que operan dentro del Estado.

El hablar de corrupción, no solo debe referirse a quien aprovechando el cargo, lucran con su responsabilidad, dejando de hacer y dejando pasar, sino también quienes no cuentna con el perfil adecuado para llevar a cabo con eficiencia su encargo.

Detrás de las currículas, que reflejan donde se estuvo, se debe preguntar sobre los resultados obtenidos en el desempeño de su función.

El fiscal Cesar Augusto Peniche, era delegado de la PGR cuando la guerra contra las bandas mantenía en jaque a la frontera, y no se reportaba que la dependencia tuviera alguna actividad extraordinria, mas por el contrario, sólo presentaba reportes sin novedad, porque era evidente que pasaban por las cuotas establecidas, que llegaron finalmente a ser utilizadas en la compra de inmuebles por el valor de más de los 40 MDP, que se le han comprobado.

El Gobernar a una entidad como Chihuahua, con una gran frontera y paso natural para la gran alberca de drogas como es Estados Unidos, el nombramiento de Fiscal, lo hace atractivo para las bandas del crimen que pagan lo que sea necesario por tener la exclusividad de los arreglos con la policia.

Hay que entender que el crimen organizado va a estar con nosotros más allá de nuestras vidas y que policias corruptos siempre van a existir, pero también es cierto que muchas de estas actividades ilícitas, le pertenecen a la federación el atacarlas, el enfrentarlas con estrategia y efectividad, y que la principal responsabilidad de quien encabeza las policias estatales, es el procurar justicia dentro del fuero común y no el federal.

La policia de Chihuahua no cuenta con la capacitación, capacidad de fuego, ni tampoco con toda la infraestructura material y humana que se requiere para enfrentar a las bandas que operan a lo largo de varios Estados, pero la Guardia Nacional si, pero no se lo han ordenado. Aquí radica el meollo del asunto, no les han ordenado combatir a las bandas del crimen.

El problema se presenta cuando en lugar de voltear a ver al Estado, se busca en otras entidades federativas o del centro, importar personajes de dependencias federales para que vengan a encabezar nuestras instituciones policiacas, cuando lo único que buscan es atacar delitos federales, porque eso les representa ingresos permanentes, al crearse complicidades con bandas del crimen, olvidando que la prioridad en el Estado, es la investigación de delitos del fuero común.

Ojalá y la experiencia derivada de un mal gobierno, pueda servir de ejemplo para Maru Campos, sobre lo que no hay que hacer para no perder la confianza y credibilidad de una sociedad que busca hoy más que nunca, construír un camino que nos permita salir pronto del estancamiento en que nos encontramos.

*INTEGRANTE DE LA AECHIH.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.