martes, agosto 09, 2022

Fray Fernando, Opinión

La Cantina, donde la palabra se humecede. Canibal

La periodista Lourdes mendoza le preguntó al ministro presidente de la Corte Arturo Zaldívar “qué les diría a los hombres que dicen que diario matan a muchas personas y la mayoría son hombres. Entonces, ¿por qué debemos de hablar de feminicidios, si son los menos?”

El togado contestó: “No se entiende que los feminicidios son crímenes de odio”, esto previo al estreno de la serie ‘Caníbal’. En lo personal comparto la opinión de Zaldívar y aprecio la serie.

Siguiendo el hilo de su razonamiento entiendo que los feminicidios son crímenes de odio porque se hacen contra las mujeres por el hecho de serlo. Y ciertamente matan a muchos hombres, pero no es el mismo tipo de crimen porque: “no es un crimen de odio, no es un crimen por el hecho de ser hombres y eso hace la diferencia y la vulnerabilidad en que están las mujeres”,

Otra de sus expresiones dignas de rescatar es el ataque frontal a la cultura machista, dice: “los hombres pensamos que las mujeres son disponibles, que son un objeto para servirnos, que son inferiores, que las podemos acosar, que las podemos maltratar, que las podemos violar, y que incluso las podemos matar porque no pasa nada”. “Simplemente seguimos convalidando una cultura machista que discrimina a la mujer en todos los sectores de nuestra sociedad: en el hogar, en el trabajo, en la calle, en el transporte público, en los deportes, en las academias, en todos lados”.

Por eso al ver las primicias de la serie documental Caníbal: Indignación Total inspirada en el caníbal de Atizapán, Andrés Filomeno Mendoza, mejor conocido como el mayor feminicida en la historia de México me deja una angustia y recupera en parte mi capacidad de asombro y pienso en los miles de mujeres desaparecidas que ni se les busca y menos se les encuentra. Y lo peor, dice Zaldívar: “en este país si eres mujer y eres pobre, te pueden desaparecer y nadie te busca… Las mujeres y niñas pobres de este país son invisibles, nadie las voltea a ver, nadie se preocupa por ellas”.

El feminicida fue arrestado en mayo de 2021 y se informa que asesinó a por lo menos 19 mujeres a lo largo de casi 30 años. La serie, entre otros aspectos, exhibe la realidad de la impunidad y negligencia de los diferentes sistemas de justicia que hay en México. La autoridad responsable de investigar los crímenes mostró una vergonzosa desconexión con las y los perjudicados, revictimizando a las inmoladas con expresiones como “para que usan minifalda”, “seguro se fue con el amante”, “no se cuidan, le dan vuelo a la hilacha” y otras sandeces.

Secundo a quienes dicen ¡Ya basta! Y la realidad que crudamente expone Caníbal no debe quedar solo en una reflexión de toda la sociedad mexicana, sino en exigencias y acciones concretas a las autoridades y a nosotros mismos como sociedad organizada.

Por lo pronto a ver la serie: Caníbal: Indignación Total