28 mayo, 2022

El Devenir

Periodismo con compromiso social

La Cantina, dónde la palabra se humedece. Las suegras

2 min read
Opinión.

El Papa Francisco durante la audiencia general celebrada el miércoles pasado en la plaza de San Pedro expresó: “a vosotras, suegras, os digo: tened cuidado con vuestras lenguas. Es uno de los pecados de las suegras, la lengua”.

Luego, moderó un poco su lapidaria frase al decir: “Existen lugares comunes sobre vínculos de parentela creados por el matrimonio, sobre todo entre suegra y nuera. Hoy en día la suegra es un personaje mítico, no digo que pensemos que son el diablo, pero siempre se dice que son malas. Pero son la madre de tu marido, de tu mujer. Al menos hazlas felices, deja que lleven su vejez con felicidad”.

Estas expresiones fueron motivo de tema candente en La Cantina despertando comentarios como: “Por mi no hay tos, yo la llevo a todas madres con la suegra” ,o, “Nombre, en mi casa no se para porque la corrí, puras broncas llevaba”.

Esta dualidad de sensaciones tal vez se dirimiera con una encuesta para saber las simpatías o aversiones ante tan popular personaje. En tanto en La Cantina, la pequeña muestra arrojó más rechazo a la “segunda madre” y menos apego a ella. Lo que provocó que los victoriosos ofrecieran una tanda general para celebrar su pírrico gane.

Estos últimos lucieron malos recuerdos de su familiar político con canciones y versos como: “Mi suegra me la robaron /estando de romería / entre cuatro la amarraron / porque la fiera dormía”. O también: “Dondequiera que esté / hay que amarrarla / que no está vacuná contra la rabia”, y la famosa: “Señores tengo un problema/que no puedo remediar/ mi suegra se me ha perdido/ y le llora mi mujer”. Luego el afligido yerno la describe para que la busquen: “Han visto el cuerpo de una ballena?? Si!!!/Pues ni más ni menos/Y la boquita de un hipopótamo?? Si!!!/Pues ni más ni menos/Han visto como mira una loca?? Si!!!/ Sabe mecánica, sabe herrería, levanta pesas, le gusta el box, es comunista, es espiritista, es media bruja, y le gusta el rock.

Todo esto invita a que cada uno valore a su suegra: si la aman, conspiran contra ella o de plano están de acuerdo con el dicho de uno de los parroquianos: “La única suegra buena es la suegra muerta”, pero este argumento para mi no es el correcto, así que retomo las palabras del vicario de Cristo en la tierra, quien a lo mejor se habría visto mejor al solo defender a las suegras en su discurso, frente a la inquina que generalmente refleja el sufrido personaje familiar.

Otro asiduo visitante a La Cantina comenta: “Ah cabrón, si el Papa dijo que las suegras deberían tener cuidado con sus lenguas y es solo uno de sus pecados ¿cómo serán los otros?

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.