sábado, julio 02, 2022

Cultura

La guerra de una madre frente a la impunidad llega a los cines con “La civil”

Secuestrada por un cartel del norte del país, Laura se convierte en misterio, angustia y motivo para la cruzada de Cielo, que de modesta ama de casa se transforma en vigilante y testigo de un universo criminal atroz, que se ha infiltrado en la convivencia y la cotidianidad de muchas comunidades del país.

Este 19 se estrenó en cines comerciales “La civil”, primera obra de ficción de Teodora Ana Mihai, surge de los testimonios que la directora rumana obtuvo de Miriam Rodríguez de San Fernando, Tamaulipas. Tras la desaparición de su hija de 16 años, en 2014, Miriam la buscó afanosamente, también a los delincuentes que la secuestraron y que podrían ser sus ejecutores. Con un sofisticado entramado de identificaciones falsas y contactos con el crimen organizado, logró atrapar a varios de los criminales, hasta que la asesinaron en mayo de 2017

En este enlace se ve el avance:
https://www.youtube.com/watch?v=nnPuC0-vU8Q


“La civil” participó en la sección “Uncertain Regard” del 74 Festival de Cannes y le mereció el Premio “Courage”, además de una ovación de ocho minutos para su protagonista “Cielo”, recreación libre de Miriam, es interpretada por Arcelia Ramírez. La actriz es acompañada por Álvaro Guerrero y Juan Daniel García Treviño.


Acerca de las razones para hacer esta película su directora Teodora Ana Mihai comentó en entrevista para el Instituto Mexicano de Cinematografía:

“(…) Tuve la oportunidad de conocer a la señora Miriam Rodríguez. Este encuentro cambió mi idea de contar una historia desde el punto de vista de los niños y adolescentes. Recuerdo que al principio de la conversación Miriam me dijo: “cada mañana abro los ojos y lo que pienso es en matar o morirme”. Esas palabras fueron un golpe durísimo en el estómago, me di cuenta que la violencia de sus palabras no concordaba con su físico, era una mujer que podría ser mi mamá. Necesitaba saber y entender lo que había sucedido en su vida. (…)”

Acerca del material obtenido en las conversaciones con Miriam Rodríguez comentó:
“(…)De cierta manera enterré el material porque manejaba información delicada y no quería poner a nadie en problemas. La señora Miriam fue asesinada pero también hay otras personas involucradas, entonces no he encontrado todavía la respuesta.
La señora ya no tiene voz, por esa vía le podría dar voz otra vez, pero también La civil le da esa voz, por eso hicimos la película de esa manera(…)”


La película fue rodada “en Durango, en tiempos de pandemia lo que le agregó reto porque trabajaban contra reloj y con el riesgo siempre presente de alguien del equipo resultara positivo, teniendo que detener todo. Algo que afortunadamente no sucedió y permite que llegue esta cinta en el momento en que tantas historias tan parecidas nos rodean tanto dentro como fuera de la pantalla. Como la de Marisela Escobedo, asesinada al buscar justicia para su hija.