28 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

La tragedia del Metro o el costo de la negligencia y la corrupción

3 min read
Opinión.

Perfil humano.

El desplome de un tramo elevado de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México provocó la muerte de 26 personas y decenas de heridos, tragedia que demostró las condiciones precarias en que se encuentra este sistema de transporte urbano.

Inaugurado al final del gobierno de Díaz Ordaz, el Metro tiene más de cincuenta años de antigüedad y hasta ahora no había tenido un percance tan trágico. Es el medio de traslado cotidiano de unos 5 millones de capitalinos por lo que es la principal vía de comunicación de la capital mexicana.

El abandono, la negligencia y la corrupción al parecer fueron los causantes del citado desplome ya que desde su construcción la Línea 12 fue cuestionada por tener serias fallas.

En la administración de Marcelo Ebrard a pesar de las anomalías denunciadas se puso en marcha este tramo del Metro y se publicitó como la principal obra pública del gobierno capitalino. En finanzas estaba el ahora dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

En el siguiente periodo de Mancera la línea 12 tuvo serias fallas estructurales que motivaron fuera cerrada y se hicieran cambios en sus vías, pero no fueron tan eficientes pues ahora se demuestra que continuaron latentes con los resultados mortales hasta ahora registrados.

Y en el actual gobierno de Claudia Sheinbaum tampoco se hizo gran cosa para remediar la deficiente estructura de todo el Metro. Ahora sí la jefa de gobierno anunció una revisión a fondo de todo el sistema, la cual es básica para asegurar un funcionamiento seguro de esta importante vía de transporte.

 Sin embargo, la funcionaria ratificó a la actual directora del Metro a pesar de su responsabilidad directa mientras que el sindicato de trabajadores del Metro la demandó penalmente por las pérdidas humanas.

Este sindicato ya había en diversas ocasiones demandado una revisión y reparación de las vías del Metro pues se encuentran en algunas partes bastante deterioradas y desgastadas poniendo en riesgo la vida de los empleados y desde luego de sus habituales usuarios.

La magnitud del caso pone a prueba las promesas del actual régimen de actuar en contra de la corrupción, en esta ocasión también heredada pero de personajes que se encuentran en destacados cargos en la función pública, como los dos citados.

Lo ocurrido en el Metro no fue un accidente sino un desastroso hecho que pudo ser evitado si se le hubiera dado el adecuado mantenimiento a la estructura vial y reparado las fallas visibles que ha tenido la línea 12 desde su inicio.

La investigación que se lleve a cabo arrojará más datos reveladores del funcionamiento oculto de cómo se llevó a cabo la construcción y el equipamiento cuestionados de esta obra, la cual se convirtió rápidamente de la estrella de una administración al peor ejemplo de corrupción y negligencia de un gobierno capitalino.

Ahora bien, falta esperar que la prometida investigación sea realmente independiente y transparente para que no solo se revelen las responsabilidades de los funcionarios involucrados sino sobre todo para que sean detectadas y reparadas las fallas estructurales de este importante medio de transporte que es el Metro de la Ciudad de México.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.