18 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Luka Doncic Roza el triple-doble (42+14+8) y deja moribundos a los Clippers

3 min read
NBA.

El esloveno anota 19 puntos en el primer cuarto, récord en su carrera

La dimensión de un jugador no sólo la dan las cifras que aparecen en la hoja estadística al final del choque. Para entender la verdadera medida de una estrella hay que ir un paso más allá y ver el dominio que ejercen durante los partidos.

Aparecen y desaparecen a su antojo y gobiernan con mano de hierro a su antojo. Eso es lo que hizo Luka Donsic en la victoria de los Maveick ante los Clippes (100/105)  que permite a los texanos devolver la serie de primera ronda a Dallas con una ventaja parcial de 3-2.

El jugador esloveno demostró que le tiene tomada la medida al equipo angelino y manejó las cuerdas del choque como si de un titiritero se tratase, acelerando la escena cuando la trama lo requería y pausando el tempo cuando era necesario.

Entre medias, récords y cifras de escándalo que volvieron a enloquecer a Mark Cuban en la grada y a los aficionados que seguían el choque a través de las redes sociales.

Doncic terminó el choque rozando el triple-doble tras anotar 42 puntos (17 de 37 en tiros de campo y seis de 12 desde más allá de la línea de tres), 14 asistencias (su mejor marca en la NBA), ocho rebotes y un robo de balón en 43 minutos.

Una nueva barbaridad del ex jugador del Real Madrid que comenzó en un primer cuarto de locura en el que Luka anotó 19 puntos estableciendo un nuevo récord personal de anotación en un cuarto. Era sólo el preludio de lo que estaba por venir.

La estrella de los tejanos continuó dominando a sus rivales marcando el ritmo del choque y liderando las operaciones de unos Mavericks que sólo tenían que subirse a lomos de su líder para volver a asaltar el Staples Center, una cancha en la que no ha perdido en playoffs en toda su historia. La muchachada de Rick Carlisle, además, confirmó la tendencia de una serie en la que ser local es un suplicio y visitante una bendición, como demuestra que ningún equipo ha hecho valer el factor cancha hasta ahora.

Tim Hardaway fue el elegido como escudero de Doncic y terminó con 20 puntos, siendo el único jugador que fue capaz de superar los dobles dígitos en anotación además del esloveno.

Otra prueba más que certifica su capacidad para cambiar un partido él solo, a pesar de no estar en plenitud fisic por los problemas en su cuello. “Es uno de los jugadores más duros que he visto”, aseguraba su entrenador tras una nueva exhibición ante los Clippers, su víctima favorita.

Los angelinos, en los que volvió a ser baja el internacional español Serge Ibaka, dieron una nueva muestra de esa irregularidad que les impide ser candidatos de facto al anillo. Un equipo con mimbres suficientes para aspirar al campeonato, pero que no termina de encontrar su mejor juego (12 pérdidas de balón y 36% de acierto desde el triple) con el que poder aspirar al anillo.

Paul George fue el líder anotador del equipo de Tyronn Lue, que tuvo hasta cinco jugadores con dobles dígitos en anotación. El alero terminó con 23 puntos y 10 rebotes, mientras que Kawhi Leonard, que falló un triple crucial en los últimos segundos, y Reggie Jackson aportaron 20 tantos cada uno.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.