24 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Naranja restrictivo y el riesgo de regresar al rojo

3 min read
Opinión.

Perfil humano.

El semáforo epidemiológico nacional registra a cinco entidades federativas en naranja, entre ellas Chihuahua y a otras cuatro más como la Ciudad de México mientras ocho están en verde y el resto en amarillo.

En Chihuahua se regionalizó la coloración pues mientras la zona centro-sur es naranja restrictivo el municipio de Juárez y los del noroeste se conservan en amarillo. De esta forma la capital del estado aplicará más medidas como suspender las actividades en salones de eventos, los bares, centros nocturnos y la zona de bares en restaurantes.

El anuncio no fue sorpresivo pues la secretaría estatal de salud ha venido alertando sobre el incremento de contagios y fallecimientos debido a la Covid-19, lo que a su vez ha incrementado el número de pacientes hospitalizados.

El mismo viernes en que dio a conocer las restricciones la dependencia informó que se habían detectado 270 nuevos contagios en las últimas 24 horas, así como 28 muertes más. Lo raro es que 18 de los fallecimientos fueron en el municipio de Juárez mientras en esta capital solo hubo tres.

Las advertencias previas a la Semana Santa al parecer no tuvieron mayor efecto y ahora se empiezan a detectar las consecuencias de una mayor relajación social.

Debido a lo anterior se prohibieron los eventos masivos electorales en los 57 municipios en naranja, pero no en los que están en amarillo. La pregunta es cómo podrán los candidatos controlar la sana distancia en sus actos de apoyo, los cuales no dejan de ser posibles focos de contagio masivo.

Otra medida para disuadir las reuniones sociales fue aplicar la ley seca los fines de semana, lo cual puede tener una aplicación relativa pues los organizadores de algún evento con anticipación pueden proveerse del licor necesario para sus festejos.

En el estado de Chihuahua se han registrado ya más de 60 mil contagios del coronavirus y la tasa de mortalidad está cercana al 10 por ciento de ellos.

Las advertencias del sector salud de regresar al color rojo y con ello a una situación extrema de confinamiento como sucedió en octubre del año pasado se han incrementado, pero han tenido poco eco entre la población capitalina y la de otros municipios de la zona.

La vacunación de parte de los adultos mayores que se llevó a cabo a fines de marzo si bien contribuyó a una mayor tranquilidad sobre los efectos en ellos no es una garantía de un menor contagio y menos cuando se ha detectado que las nuevas cepas están afectando a los adultos entre 30 y cuarenta años.

La campaña de vacunación pese a las promesas oficiales, como las del secretario de Hacienda federal, no ha avanzado significativamente y hasta ahora solo ha abarcado a un pequeño sector de los mexicanos.

En algunos lugares como la Ciudad de México han iniciado la segunda aplicación de la vacuna y en Ciudad Juárez empezaron apenas con la primera, lo cual nos indica que aún estamos lejos de lograr la pretendida inmunidad de rebaño (ochenta por ciento de la población) por lo que no nos queda de otra a los chihuahuenses que continuar con las medidas restrictivas para evitar llegar al rojo.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.