27 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Reestructuración para el próximo gobierno y regreso a clases “seguro”

5 min read
Benito Abraham Orozco Andrade.

A prácticamente tres semanas de que inicie la próxima administración pública estatal, en días pasados se presentó ante el Congreso del Estado un documento signado por la gobernadora electa, María Eugenia Campos Galván (mejor conocida como Maru Campos), que contiene una iniciativa para reestructurar las diferentes instancias que se encuentran bajo el ámbito de competencia del Poder Ejecutivo estatal, de cuyas supresiones, fusiones y cambios de denominación, ya se han dado a conocer ampliamente.

Si bien, para cada cambio de gubernatura ha sido costumbre que se le quiera imprimir un sello personal a la respectiva gestión, haciendo modificaciones a la estructura organizacional, hablando de la ocasión que nos ocupa, es de llamar la atención, entre otros aspectos, el propósito de una considerable eficiencia en el gasto público, así como una mejor atención y mayor acercamiento con la sociedad.

En el documento “Reingeniería de la Administración Pública del Estado de Chihuahua. Iniciativa que Reforma la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Chihuahua”, entre los motivos que justifican dicha iniciativa, se señala: “Es indispensable para quien ocupe la titularidad del Ejecutivo estar en una permanente cercanía con las personas, a través del diálogo, para poder brindar un servicio público comprometido con su pueblo”; “Con la implementación de los cambios estructurales oportunos se logrará una mejor protección a la familia y a las mujeres, se pretende sentar las bases de un desarrollo humano orientado en valores…”.

Por otra parte, en el citado documento se precisa: “Es destacable que los retos a los que nos enfrentamos como comunidad se refieren a la construcción de una visión de desarrollo personal, que necesariamente debe estar dirigida a desembocar en el bien común. Esta visión debe ser formada desde la primera institución fundamental: la familia, igualmente debe impulsarse en todos los otros ámbitos de interacción de la persona como su trabajo, su casa de estudios y los demás encuentros con la sociedad”.

La colaboración del suscrito de la semana próxima pasada, coincide en gran parte con ese sentido humano que se ha venido ofreciendo para la siguiente gestión estatal, por lo que soy un convencido de que, por ese y otros motivos, deberá apoyarse al gobierno de Maru Campos en lugar de pretender ponerle piedras en el camino. Es en favor de toda la sociedad, el que a los gobernantes en turno les vaya bien.

Es recomendable allegarse del documento mencionado, el cual fue dado a conocer por distintos medios de comunicación, y así conocer otras cuestiones como: apoyo a las familias uniparentales; prioridad real y palpable los derechos de los niños, niñas y adolescentes; atención y combate a la violencia familiar; activar y detonar el potencial turístico, uniendo sinergias; a través del deporte combatir el sedentarismo y el ocio, así como prevenir el delito; cultura accesible a todos los estratos sociales, con variedad, innovación y cercanía; mejora en la infraestructura física educativa; lograr el desarrollo estatal, a partir de la base del desarrollo municipal; políticas de productividad, austeridad y ahorro del gasto público; etc.

¿Por qué creerle a la próxima mandataria estatal?

Muchas personas que en las pasadas elecciones prefirieron otras opciones  —o simplemente sus detractores acérrimos—, siguen preguntando y/o  reprochando el por qué la mayoría de los electores prefirieron votar por una persona postulada por el mismo partido del que también fue candidato el actual gobernador Javier Corral, y creo que la diferencia entre ambos es abismal, pues en cuanto a las dos administraciones municipales de Maru Campos, siendo objetivos y despojándonos de cualquier filia o fobia, indudablemente fueron buenas, y en el caso del gobernador en turno, su gestión en general se ve reflejada en el desastre originado por las obras inconclusas en la Ciudad Deportiva y en el sistema de transporte de ciudad Juárez.

La incongruencia de firmar una carta compromiso ante un “retorno seguro a clases”

Ya lo dio a conocer el presidente López Obrador, así como la secretaria de Educación Pública Delfina Gómez, que el regreso a clases presenciales será el día treinta del mes en curso, con la posibilidad de que los padres que lo consideren pertinente podrán mantener a sus hijos en casa con clases virtuales.

Ante tal determinación, ha surgido la inquietud o señalamiento, del por qué los padres de familia tienen que firmar una “Carta compromiso de corresponsabilidad”, cuando las autoridades están refiriendo un “retorno seguro a clases”. En sí mismas, ambas cuestiones más bien hacen suponer que ante un riesgo inminente de contagios, debe desligarse de cualquier responsabilidad administrativa y hasta penal, a los funcionarios educativos y a los directivos de las escuelas, trasladando la obligación de cuidados y de prever riesgos, al ámbito familiar. En términos generales no hay una verdadera corresponsabilidad.

Especialistas como el médico pediatra Isaías Orozco Andrade, afirman que la variante Delta es dos veces más contagiosa que las cepas iniciales, y que afecta primordialmente a los menores de cinco años, de manera muy grave. Incluso, los vacunados aún podemos contagiarnos y contagiar a los más vulnerables, en este caso a los menores de dieciocho años que en nuestro país todavía no han sido vacunados, y que son quienes en su gran mayoría ocupan las aulas de las instituciones educativas. O sea que los maestros pudieran contagiar a los alumnos, pero también los alumnos asintomáticos portadores del virus podrían contagiar a los maestros a pesar de estar vacunados.

No obstante, la falta de condiciones para retomar las clases presenciales no nada más tienen que ver con lo relativo a la pandemia y con su tercera ola que se está presentando muy fuerte, sino también con cuestiones de carácter sicológico de los involucrados y con las instalaciones de los planteles educativos, que por su ¿abandono?, será difícil que cuenten, medianamente, con lo necesario para su funcionamiento y con la seguridad de los menores.

Por muchos motivos, el retorno a clases sí es necesario, pero ¿ya es el momento?

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.