sábado, julio 02, 2022

Deportes, Destacadas

Selección mexicana de basquetbol, con presente y futuro para Mundial FIBA 2023

Los 12 Guerreros ponen la mirada en la Copa del Mundo y han dado los primeros frutos de un proyecto exitoso, con jóvenes cobijados por experimentados.

Hay un futuro prometedor para la selección mexicana de basquetbol. A finales de noviembre, el equipo tricolor tomó ventaja en la primera ventana clasificatoria rumbo al Mundial FIBA 2023, que se disputará por primera vez en tres países:

Filipinas, Japón e Indonesia. México tuvo una primera jornada digna del recuerdo, al vencer a Puerto Rico (90-86) y a Estados Unidos (97-88), el mejor país del mundo en el ranking de la Federación Internacional de Baloncesto, por lo que dio un paso sólido rumbo a la Copa del Mundo, con la mirada puesta para el 24 y 27 de febrero, cuando se desarrolle la segunda ventana clasificatoria.

“Es histórico, no se le gana todos los días a Estados Unidos. La victoria de ayer (contra Puerto Rico) nos impulsó. Yo lo dije ayer: cualquiera puede anotar puntos, no dependemos de una persona y seguimos confiando en el equipo”, reconoció Omar Quintero, entrenador del combinado nacional, después de vencer a la selección de las barras y las estrellas en Chihuahua.

El trabajo que ha hecho Quintero desde febrero, cuando tomó las riendas de la selección, está viendo sus frutos: el hacer de esta una selección competitiva y obtener el pase a la justa internacional, cuya última participación fue en 2014 y que no han disputado más que cuatro veces más (1959, 1963, 1967 y 1974). Juventud y experiencia Y parte de esta labor requiere que se tenga un proyecto exitoso a mediano y largo plazo, por lo que la selección le ha abierto las puertas a jóvenes talentosos que tienen el potencial para ser considerados a futuro, pero cuyo talento y juego les permite ser considerados para el presente.

La nueva camada de basquetbolistas incluye a estelares como Gael Bonilla (quien milita con Barcelona B en España) y Esteban Roacho Amador (que juega con Panola College y brilló en la NBA Academy Latinoamérica), quienes fueron llamados a la Selección por primera vez, además de que Moisés Andriassi (que disputa el sueño de la NBA G League con Capitanes Ciudad de México) sigue con su continuidad en el combinado.

Todos estos jóvenes diamantes en bruto aprenderán de personajes ya consolidados y que le pueden brindar experiencia al equipo: Paul Stoll, el base que crea el juego y que promedió 12.5 asistencias en esta primera ventana FIBA, es el jugador encargado de generar las jugadas de la selección; Gabriel Girón Jr., alero peligroso desde el perímetro y líder anotador en estos dos juegos, además de Orlando Méndez Jr., capaz de generarse sus propias jugadas y encontrar solos a sus compañeros para las canastas sin mucha experiencia.

Ellos conforman el trío con el que cuenta Quintero para este camino y que aportarán el liderazgo en la cancha, tras los retiros de selección de Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez, además de lo complicado que resultará llamar a Juan Toscano-Anderson por sus compromisos con los Warriors de Golden State en la NBA.

La nueva camada de basquetbolistas incluye a estelares como Gael Bonilla (quien milita con Barcelona B en España) y Esteban Roacho Amador (que juega con Panola College y brilló en la NBA Academy Latinoamérica), quienes fueron llamados a la Selección por primera vez.

Además de que Moisés Andriassi (que disputa el sueño de la NBA G League con Capitanes Ciudad de México) sigue con su continuidad en el combinado. Todos estos jóvenes diamantes en bruto aprenderán de personajes ya consolidados y que le pueden brindar experiencia al equipo:

Paul Stoll, el base que crea el juego y que promedió 12.5 asistencias en esta primera ventana FIBA, es el jugador encargado de generar las jugadas de la selección; Gabriel Girón Jr., alero peligroso desde el perímetro y líder anotador en estos dos juegos, además de Orlando Méndez Jr., capaz de generarse sus propias jugadas y encontrar solos a sus compañeros para las canastas sin mucha experiencia.

Ellos conforman el trío con el que cuenta Quintero para este camino y que aportarán el liderazgo en la cancha, tras los retiros de selección de Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez, además de lo complicado que resultará llamar a Juan Toscano-Anderson por sus compromisos con los Warriors de Golden State en la NBA.