19 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

TEE: La mafia electoral

3 min read
Opinión.

Sin duda alguna, a los magistrados electorales del TEE les complace exhibir su abyecta sumisión a los gobernantes en turno, sin importar el partido político al que pertenecen. Tal y como lo acredito a continuación:

La impugnación electoral presentada por el presidente del comité municipal de Camargo de Morena, Miguel Ángel Niño, en contra de la designación de Marco Quezada como candidato a Presidente Municipal de Chihuahua; fue rechazada, so pretexto de que el dirigente municipal no es militante de ese partido político.

El sentido de esta aberrante resolución, acredita su evidente parcialidad para beneficiar a los candidatos de Morena; ello, a pesar de las tantas violaciones cometidas por este partido político en los procedimientos de selección interna de sus candidatos, a los principios de legalidad y transparencia.

 Para los corruptos magistrados electorales, el JDC promovido por el dirigente municipal de Camargo resulta improcedente, “en virtud de que la parte actora carece de interés jurídico y legítimo a fin de controvertir el resultado definitivo de la encuesta realizada en el proceso interno de selección de precandidato a la presidencia municipal de Chihuahua”.

En el caso concreto, “no existe interés legítimo, pues no se advierte que la parte actora pertenezca a Morena o haya participado en proceso de designación de candidato a la presidencia del ayuntamiento, ya que, según se desprende de la respuesta de Morena al requerimiento de información, Miguel Ángel Niño no es militante, ni tiene cargo de dirección dentro del partido, de manera tal que el resultado de la encuesta y la designación reclamada le redunde en un perjuicio relacionado con sus derechos electorales”.

La perversidad política no es exclusiva de los magistrados electorales, también es extensiva al Presidente del CDE de Morena, Profr. Martín Chaparro, quien de manera dolosa, negó que Miguel Ángel Niño “tenga algún cargo partidista en nuestro instituto político”; lo anterior, a pesar de que el propio dirigente estatal de Morena le extendió una Constancia que lo acredita como dirigente municipal.

Por otra parte, resulta reprochable que los magistrados electorales hubiesen omitido tomar en cuenta hechos notorios que eran de su pleno conocimiento; como lo es que tanto la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena (CNHJ) y la Sala Superior del TEPJF, ya habían reconocido -con anterioridad- la calidad de militante del dirigente municipal morenista.

En la resolución dictada por la CNHJ en la impugnación electoral formulada en contra de la Convocatoria expedida por el CEN para seleccionar al candidato de Morena a Gobernador del Estado, este órgano jurisdiccional partidista reconoció que Niño Carrillo “está legitimado por tratarse de un militante perteneciente a nuestro Instituto Político, de conformidad con el artículo 56º del Estatuto”.

Por su parte, la Sala Superior al resolver la impugnación electoral formulada en contra de la encuesta realizada por la Comisión Nacional de Encuestas de Morena, aceptó la legitimación procesal del dirigente municipal, en los términos siguientes: “el juicio es promovido por parte legítima, dado que el actor comparece como ciudadano y en su carácter de militante de Morena”.

A mi parecer, el TEE actúa –de facto– como una oficina del Gobierno Federal. Ha dejado de ser un órgano jurisdiccional independiente y autónomo. A la espera  de las instrucciones que le envía el partido en el poder y a las falsas declaraciones de los mezquinos líderes de Morena.

Esperemos que la Sala Superior subsane las aberrantes resoluciones que dicta el TEE, que son un insulto para los militantes leales a los principios de Morena.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.