24 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Una promesa de campaña que se cumplió: el voto de las mujeres

3 min read
Mario Alfredo González Rojas.

Un largo recorrido histórico nos lleva al 17 de octubre de 1953, aquel día en que el presidente de México Adolfo Ruiz Cortines, decretó que las mujeres ya estaban autorizadas para votar.

Aunque parezca mentira, se dice que en la antigua Grecia, cuna de la democracia, estaba prohibido que las mujeres fueran a la plaza pública, donde se debatían los asuntos del pueblo. No se consideraba simplemente de importancia, lo que pudieran afirmar y negar las mujeres para continuar con los asuntos públicos de trascendencia.

Incluso, haciendo una desviación del tema, quiero recordar que en lo relativo a las Olimpiadas, tampoco se les permitía participar a las mujeres en ningún deporte en esa nación donde surgieron estas competencias. Además, no podían asistir como simples espectadoras, en el caso de estar casadas; por lo contrario, si eran solteras, si podían acudir a echar sus porras a los atletas de su admiración.

Bueno, hablando de votos, que son los que indican los caminos públicos, en 1791 publicó en su país, la inglesa Mary Wollstonecraft, el libro “Vindicación de los derechos de la mujer”, de gran impacto sobre el tema, pero hasta ahí; no se logró nada. Luego, en 1903 se integró en Inglaterra, la Unión Social y Política de Mujeres, pero vino la Primera Guerra Mundial, y la lucha quedó en el olvido. Sin embargo, en 1918 votaron en Inglaterra las mujeres mayores de 30 años, y para 1920, lo hicieron a partir de los 21 años.

El primer país donde votó el sexo débil (por cierto ya se tiene la intención de eliminar esta denominación; la RAE ha recibido muchas peticiones en este sentido), fue en Nueva Zelanda, en 1893, siguiéndole otro país de Oceanía, Australia, en 1902. No olvidemos un hecho por demás sorprendente, acontecido en una nación tan civilizada como Suiza. Sucedió que se presentaron muchas objeciones para otorgar el derecho al voto a la mujer, siendo famoso uno de los argumentos, de que por tener el cerebro más pequeño que el de los varones, eran menos inteligentes. Seguían, al parecer, la idea tan conocida del filósofo alemán, Arthur Shopenhawer, de que “la mujer es un ser de cabellos largos e ideas cortas”.

En México, como decíamos, fue en 1953, cuando se les otorgó el derecho a emitir el voto a las mujeres mayores de 21 años, y de 18, si estaban casadas, igual que a los hombres. Ya para las próximas elecciones, el 3 de julio de 1955, votaron para elegir diputados federales. Esta inquietud de las mujeres por participar de tal forma en la vida política del país, se hizo manifiesta en la campaña de Ruiz Cortines para presidente de la república, cuando al candidato se le hizo la solicitud en uno de sus actos de proselitismo. Añadiremos, que en 1947, el presidente Miguel Alemán, las había autorizado a emitir el sufragio en elecciones municipales. Ya era un adelanto. Pero desde 1923, la mujer votó en elecciones locales en San Luis Potosí.

En tiempos del gobierno de Lázaro Cárdenas, se estuvo a punto de lograr que la mujer pudiera votar, pero prevaleció el punto de vista de que no estaban las condiciones todavía para ello. ¿De qué se trataba? Pues que a las mujeres se les consideraba muy influenciables por el clero, y así no se aseguraban elecciones libres.

Habían pasado muy pocos años de la guerra cristera y la gestión de Lázaro Cárdenas, tenía “tintes” socialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.