25 mayo, 2022

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Víctor Medina Calderón

4 min read
Opinión.

La fecha del 23 de marzo es dolorosa para algunos chihuahuenses que intentaron, por distintas vías y diferentes modos, contribuir por hacer de su patria chica un mejor lugar para vivir y, por extensión, también de su país.

La llegada fue diferenciada, pero en las metas poco se diferenciaban Miroslava Breach Velducea, periodista prestigiada, inteligente, capaz, toda enjundia, a su modo (como todos) “izquierdosa” y Víctor Medina Calderón, activista de las primeras horas de los deudores caídos en cartera vencida, fundador, por tanto, de las luchas barzonistas en Chihuahua.

Ambos coincidieron en el nacimiento de un esfuerzo periodístico -Aserto- y los dos fallecieron un 23 de marzo. 

Miroslava, lo sabemos, fue víctima del entrecruzamiento de los intereses del crimen organizado y la clase política, Víctor en tanto, cayó víctima de una de las enfermedades que más campean en el estado grande, el cáncer, mal al que desde la esfera oficial -de siempre- poco se hace para enfrentarla seriamente, lo que ha llevado a que nuestra entidad sea una de las lideresas nacionales en tan nefasta -¿Hay de otras?- enfermedad.

Víctor se fue ayer, temprano, despacito, al lado de los suyos, después de una severa y acelerada enfermedad. 

Nos detenemos en su muerte, porque será imposible no ligar su vida -la de los últimos 30 años, por lo menos- a muchos de los afanes de los chihuahuenses en distintas esferas del quehacer societario.

Junto a muchos ciudadanos se enfrentó al sistema bancario -que era confrontar al régimen mismo- pues en lugar de aceptar pasivamente el cobro de injustas y crecientes tasas de interés, que eran “variables”, en el cobro de los créditos otorgados por la banca y, por lo tanto, siempre al alza, hasta volver impagables las deudas adquiridas.

Formó parte de la dirigencia de El Barzón-Chihuahua y con ese carácter dirigió muchas de las acciones emprendidas por cientos, miles de chihuahuenses endeudados, que lucharon en contra del agio, de la legislación abusona y de los embargos bancarios, en tiempos en que el presidente Salinas apenas se bajaba del avión, saludaba al gobernador Francisco Barrio con un más que amistoso -¡Quihubo, Pancho!- para, a continuación, sin pausa, preguntar si ya se había aprobado la ley “Fast Track” que su gobierno y la banca buscaban se aprobara para apropiarse rápidamente de los bienes de los caídos en cartera vencida.

Luego, o al mismo tiempo, incursionó por primera vez a la lucha política; se inscribió en el PRD -el de antes, el de izquierda- y ahí ocupó la Oficialía Mayor del Comité Estatal, es decir, el encargado de las finanzas y del acreditamiento ante los órganos electorales del uso de los recursos públicos entregados a ese partido del 1999 al 2002.

Puras cuentas limpias entregó, tanto en lo interno, como ante el Instituto Estatal Electoral.

Después se convertiría en dirigente municipal perredista y finalmente abandonaría este partido, luego de repudiar el clima de antidemocracia que crecía por momentos, y de entreguismo.

En esa búsqueda incursionó transitoriamente en el hoy Movimiento Ciudadano del cual también fue su dirigente municipal en la capital.

Al mismo tiempo iniciaba su labor editorial en el otro matutino capitalino y en Aserto, del cual fue fundador -en su casa, hasta altas horas de la madrugada, su hijo, del mismo nombre, le dió figura a la revista del mismo nombre-, como Miroslava Breach y años después, en los programas de radio, tanto de Aserto, como en “Opinión pública”, conducido por el prestigiado conductor radiofónico, Marco Antonio Guevara. Se volvió cuasi imprescindible en ese programa de elevado rating ciudadano, además de una de las voces emblemáticas de Aserto Radio.

Podemos asentar que en esas dos facetas de su actividad pública se condensaron las virtudes y experiencias adquiridas por Víctor en su largo andar de activista, de dirigente social y político, al que agregó, en los últimos años de su vida, el iniciar y terminar la carrera de abogado, culminada después de los casi 60 años de edad!

Antes, al igual que muchos mexicanos de izquierda, Víctor participó, impulsó y defendió en todas las campañas electorales presidenciales del 2006 al 2018 al hoy presidente López Obrador.

Defendió vigorosamente al gobierno encabezado por el tabasqueño, hasta el último hálito de su vida.

¡Cuántas tardes de radio, de discusiones y carcajadas, Víctor!

¡Hasta luego!

asertodechihuahua@yahoo.com.mx

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.